La designación de Fiorella Molinelli como titular del Midis desata crisis

La designación de Fiorella Molinelli como titular del Midis desata crisis

La designación de Fiorella Molinelli -vinculada a la firma de la adenda del aeropuerto de Chinchero- como nueva titular del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) ha provocado un nuevo desencuentro entre el Gobierno y la oposición congresal fujimorista, cuyos voceros han calificado el nombramiento como una “provocación absurda”.

El Ejecutivo, por su parte, ha defendido, a través de sus parlamentarios, el nombramiento de la exviceministra de Vivienda y de Transportes.

Recambios

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, como se había anunciado, juramentó hoy a las tres nuevas ministras de la Mujer, Energía y Minas (MEM), y de Inclusión y Desarrollo Social.

La congresista de Peruanos por el Kambio, Ana María Choquehuanca, asumió el primer ministerio mencionado en reemplazo de Ana María Romero-Lozada. Cayetana Aljovín dejó la jefatura del Midis por la del MEM. Ella reemplazará a Gonzalo Tamayo.

La designación polémica fue la de Fiorella Molinelli, hasta ayer viceministra de Construcción y Saneamiento y antes también viceministra de Transportes, cuestionada por su participación en la firma de la adenda del contrato del aeropuerto de Chinchero (Cusco).

Disputas

La reacción del grupo liderado por Keiko Fujimori no se hizo esperar. En entrevista con Canal N, Cecilia Chacón manifestó: “Me parece una provocación absurda hacia el Congreso y el pueblo peruano. Una burla. Ella firmó el contrato con Chinchero y fue una de las grandes promotoras de esta obra”.

Horas antes, la expresidenta del Congreso, Luz Salgado, calificó a Molinelli como “una persona que ya tiene cierta vulnerabilidad”.

Olvidando sus discrepancias con la bancada naranja, la congresista de izquierda Marisa Glave, calificó el nombramiento como “un error” al iniciar las fiestas del 28 de julio.

“El que cuestionó [a Molinelli] fue una persona que salió defenestrada gracias a este Congreso”, recordó la segunda vicepresidenta Mercedes Aráoz, en defensa de la decisión del Ejecutivo.

El congresista Juan Sheput calificó a la flamante ministra como “una técnica calificada”, pero quien no se mostró muy convencido fue el también oficialista Gilbert Violeta: “Es una decisión un poco difícil, pero el Ejecutivo debe haber evaluado la pertinencia de tenerla [en el gabinete] seguramente por sus calificaciones técnicas y profesionales”.

COMPARTIR     Twittear Compartir