«La casa de rojo»

«La casa de rojo»

Así han bautizado los internautas a la sede del GORE que luce desde este último fin de semana con nuevos colores: el rojo y el blanco, pero no por Fiestas Patrias que se avecinan; sospechosamente, son los colores del movimiento Fuerza Regional, el cual lidera el gobernador, acción que ha generado escozor en las redes.

Algunas internautas se preguntan: ¿Por qué tanto apuro y
dedicación por cambiar el logo y los colores del GORE, cuando hay otras necesidades más urgentes que atender? ¿Cuánto es el gasto de estos “caprichitos”? Igual se cuestiona que se haya modificado el mobiliario y decoración de algunos ambientes internos de la sede principal.

Despierta suspicacia el hecho de que, con dinero de la Región,
se esté haciendo proselitismo político, tratando de imponer colores partidarios como si las sedes regionales fueran sus locales.

De allí la necesidad que el Consejo Regional evalúe la aprobación de una ordenanza que establezca un color distintivo para la región, y con ello cortar la arbitrariedad de cada gobernador.

Antes, por supuesto, habrá que investigar cuánto le cuesta al GORE cambiar colores.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.