La alianza siniestra en la política

La alianza siniestra en la política

El caso de Susana Villarán, sobre quien pende un pedido de prisión preventiva, avivó el show mediático entre los grupos políticos de derecha e izquierda.

Ahora no solo se debate sobre quiénes están comprometidos en los escandalosos cobros de sobornos a las empresas brasileñas, sino qué posición ideológica en el país pierde más que la otra.

La derecha intenta bajarse a la izquierda, y el chivo expiatorio es la Villarán, la hasta hace poco encarnación de la “honestidad” de la izquierda, pero caída en desgracia y confesa de sus propios errores (como los califica), y que más que errores son delitos cometidos, que ni el arrepentimiento ni las confesiones ayudarán a menguar sus delitos ante la justicia.

El hecho es que no se trata de izquierda o derecha, ni quién gana o pierde más políticamente. El caso Lava Jato nos ha permitido conocer hasta qué grado la corrupción pudo infestar a los grupos ideológicos de poder o de oposición.

Ambos, en la primera oportunidad, recibieron la suya, porque en el Perú la corrupción, en los últimos 20 años, ha establecido un
pacto siniestro con la política.

De allí la importancia de una urgente reforma política.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.