Jacqui Saburido: la mujer que fue desfigurada por un conductor ebrio

Jacqui Saburido: la mujer que fue desfigurada por un conductor ebrio

Jacqui Saburido falleció en abril, pero por dos décadas fue símbolo de lucha para crear conciencia sobre los peligros de conducir en estado de ebriedad.

Jacqui Saburido falleció a sus 40 años, el pasado 20 de abril  por cáncer. Su rostro, por dos décadas, se convirtió en símbolo de lucha para crear conciencia sobre los peligros de conducir en estado de ebriedad. Esta es su historia.

En el año 1999, Jacqui tenía 20 años cuando decidió dejar sus estudios de ingeniería industrial en Caracas, Venezuela, para estudiar inglés en Austin, Estados Unidos.

Una noche, cuando volvía de una fiesta, un conductor ebrio impactó contra el auto en el que viajaba. Sus dos amigas fallecieron y ella sufrió quemaduras de gravedad en más del 60% de su cuerpo que cambiaron su vida para siempre.

El conductor, llamado Reggie Stephey, tenía 18 años cuando manejaba ebrio el vehículo que ocasionó la muerte de las amigas de Jacqui. Fue declarado culpable y sentenciado a 8 años de prisión.

Jacqui atravesó por más de 100 cirugías para tratar las quemaduras de su cuerpo, pero su rostro quedó totalmente desfigurado: sin nariz, labios, párpados ni cuero cabelludo.

También su visión quedó afectada, pero pudo recuperarla tiempo después y pudo usar rudimentariamente sus brazos.

Sin embargo, en lugar de asilarse, ella decidida y sumamente valiente se convirtió en el rostro de las campañas contra los conductores ebrios y comenzó a brindar entrevistas y charlas para concientizar el respecto.

«Esto es parte de mi misión aquí en la Tierra […] Incluso si significa estar sentada aquí frente a una cámara sin orejas, sin nariz, sin cejas, sin pelo, haré esto mil veces si eso ayudará a alguien a tomar una decisión sabia», declaraba la mujer en una conferencia de la campaña Faces of Drunk Driving.

COMPARTIR     Twittear Compartir