Invertir en obras no es un gasto

Invertir en obras no es un gasto

El Estado trabajó casi siempre con el “Chip del ahorro”; es decir, muchas de las obras públicas para las regiones se planificaron y ejecutaron pensando más en que era un gasto que una inversión.

Hoy, con todo el desastre dejado por “El Niño Costero”, recién caemos nuevamente en la cuenta de que lo barato y mezquino sale caro. Así lo ha reconocido el propio PPK durante su visita a La Libertad para poner operativo el puente Virú.

Y es cierto: a las regiones y provincias se les mira desde lejos, se les ha programado obras con presupuestos miserables, digitalizados desde la capital y sin el menor conocimiento del terreno en que se ejecutan dichas obras.

Por ello es importante que esta vez, aprovechando la reconstrucción de toda la zona norte, las autoridades regionales y las instituciones privadas, colegios profesionales y universidades propongan no solo una reconstrucción de las ciudades dañadas, sino un cambio total de ellas, como lo recomienda PPK.

Cada hueco, cada pista, puente, quebrada o zona inundable debe ser eliminada y cambiadas totalmente para evitar los errores que con cada llovizna salen a flote y de eso los piuranos tenemos bastante experiencia.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.