India pone en jaque a la industria molinera y panadera de Perú

India pone en jaque a la industria molinera y panadera de Perú

Efecto de la globalización. Una decisión tomada a miles de kilómetros de las costas peruanas va a repercutir fuertemente en la industria harinera y panificadora de Perú. No solo el precio del pan podría volver a subir, sino también el número de panaderías que dejarían de operar aumentaría. Hasta febrero eran 200 locales cerrados, pero en lo que va del año la cifra subió a 300.

Y es que India, el segundo mayor productor mundial de trigo y el octavo exportador a nivel global, decidió frenar sus envíos del denominado ‘grano de oro’ ante la escasa oferta por las extremas olas de calor que afectan el cultivo.

Panaderías en Piura: ¿Dónde comprar el mejor pan de Piura?

El anuncio tuvo rápido impacto en el mercado internacional, y el precio del trigo comenzó la semana con un incremento de 6% en el mercado de Chicago ante los temores de una escasez en el corto plazo, considerando que otros importantes productores de trigo, como Rusia y Ucrania, se mantienen en guerra desde febrero pasado.

India no es un proveedor importante para Perú, sin embargo, el incremento del precio del commodity tiene un fuerte impacto en un país cuya industria molinera y panificadora depende en un 90% del cereal importado, y que proviene principalmente de Argentina, Canadá y Estados Unidos.

Pío Pantoja, presidente de la Asociación Peruana de Empresarios de la Panadería y Pastelería (Aspan), declaró que el precio del costal de 50 kilos de harina de trigo pasó de S/ 100 en julio del 2021 a S/ 190 en este mes de mayo. Solo entre el 4 y 11 de mayo de este año, el precio del trigo se incrementó 4.8% alcanzando los US$ 542.20 la tonelada, reportó también el Banco Central de Reserva (BCR).

Impacto en Perú

Antes del anuncio de la India, la invasión rusa a Ucrania ya ponía en aprietos a actores claves en la industria de alimentos procesados de Perú.

Un ejemplo de ello es Alicorp, el principal importador de trigo señaló en su reporte del primer trimestre del año, “que continúan desplegando acciones para compensar el impacto que la coyuntura económica global ha generado en sus negocios mientras se esfuerza para evitar trasladar hacia sus clientes el 100% del incremento generado por estos factores”.

Pero ese margen de maniobra podría reducirse más en el contexto actual, afirma Óscar Quiñones, jefe del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de Lima.

“Lamentablemente se tendrá que echar mano a la inventiva peruana para evitar que el impacto en el precio de los alimentos derivados del trigo sea mayor, porque la población no va a comprar productos más caros”, dijo.

Mencionó que en el mercado local, las diferentes marcas ya habrían reducido sus presentaciones (peso) para mantener el precio. “Ante el encarecimiento de la proteína animal, la población opta por el consumo de pastas, si también sube de precio, solo le quedaría el arroz. Impacta”, remarcó.

El precio del pan -alimento que más se consume en el desayuno de las familias de la costa y sobre todo en época de invierno- ha registrado un incremento progresivo en los últimos meses. Para frenar esta tendencia, el gobierno lo exoneró del pago del IGV, sin embargo, Pantoja dijo que probablemente el precio siga subiendo, así como también se incrementará el número de panaderías que dejen de operar.


Puedes leer: Minedu: 124,533 estudiantes interrumpieron su educación en el 2021 por la pandemia


¿Desabastecimiento?

Entre enero y abril de este año, el ingreso de trigo a Perú registra un incremento de 0.5% respecto a similar período del 2021, totalizando así más de 760,000 toneladas, no obstante, en cuanto a valor CIF, el aumento es considerable (39.9%) explicado por la alta cotización internacional del cereal. (ver cuadro).

Pantoja descartó que se registre un desabastecimiento de harina de trigo a nivel local pues hay acuerdos con los principales proveedores, sin embargo, se prevé que los nuevos precios del cereal empiecen a sentirse en las próximas semanas, cuando se realicen las nuevas órdenes de compra.

Ante ello, Aspan insistirá en la propuesta de otorgar un “bono pan”. Esta semana se reunirán con representantes de la Asociación de Bancos (Asbanc) a fin de planificar los candados que podrían incluirse en las tarjetas que se otorguen para adquirir el alimento.

“La propuesta ya la hemos presentado pero sin ninguna respuesta del gobierno. Esperamos que el lunes 23 de mayo, día en que nos presentaremos en la Comisión Especial Multipartidaria Capital Perú del Congreso, pueda escuchar la propuesta”, dijo.

La iniciativa busca que el gobierno subsidie la compra de pan y otros alimentos de primera necesidad focalizado en la población más vulnerable, es decir, en situación de pobreza y pobreza extrema.

Dato

Alicorp: En su informe del primer trimestre del 2022, la empresa informó que sus ventas en ese período alcanzaron los S/1,650 millones, lo que representa una disminución de 7.6% (S/136 millones) en comparación a similar periodo del 2021. “Esta disminución se debe al menor volumen vendido de 10.1%”, relacionado principalmente a los segmentos de alimentos de primera necesidad como aceites, salsas, pastas y untables domésticos.

Fuente: IDEXCAM


Síguenos en nuestras redes sociales:

COMPARTIR     Twittear Compartir