¡Cómo no te voy a querer…!
septiembre 7, 2023
Autor: Victor Palacios

Compartir:

El fútbol en el Perú es el único deporte capaz de paralizar el país. Tiene el poder de unir en la distancia; de hacernos solidarios; de emocionarnos hasta las lágrimas; de romper barreras culturales y también de mover a nuestra deprimida economía. Hoy juega Perú y, tal vez por un día, todos los peruanos nos olvidemos de las torpezas presidenciales o las conspiraciones congresales para celebrar su pase al mundial de Catar.

De ser así, la economía en el país daría un salto. Por lo pronto, el emporio de Gamarra recobró agitación vendiendo ropa deportiva de la selección. Se estima que si Perú clasifica se venderán 2 millones de televisores; las mypes generarían ingresos por US$490 millones; se consumirán más bebidas alcohólicas; se invertirá en publicidad; se vigorizará el servicio de restaurantes y bares; servicio de transportes y hasta de turismo.

Todo esto, y mucho más, puede hacer el fútbol. Tan potente es este deporte que la Unesco lo declaró en 1978 como uno de los derechos fundamentales de los seres humanos. Con todos estos beneficios, sobre todo por el impacto positivo para toda una nación, hay suficientes razones para venerarlo. ¡Arriba Perú!

 


Síguenos en nuestras redes sociales:

Más populares