Lo que más temen: quedarse sin poder

Lo que más temen: quedarse sin poder

El adelanto de elecciones propuesto por el presidente Martín Vizcarra es un escenario apocalíptico para los fujimoristas, porque perderían el poder político.

De ocurrir, los keikistas estarían vulnerables ante la justicia que investiga a algunos de sus integrantes de recibir sobornos de empresas brasileñas y de lavar dinero a través de aportes de campaña.

Por ello, no es un secreto que el fujimorismo intentó curarse en salud: de allí la influencia que ejerció en el sistema judicial con jueces y fiscales leales a su causa.

Pero aun así, la justicia logró cercarlos y hoy su estrategia es traerse abajo las investigaciones, desprestigiar a los fiscales y en el colmo de la osadía, organizar junto a sus aliados un golpe directo al gobierno, vacando al presidente, como se hizo con PPK.

Si logran vacar a Vizcarra, seguirán en el Congreso intentando desde allí boicotear cualquier investigación y organizando el objetivo principal: liberar a su lideresa para empezar una batalla en pos de la impunidad y también preparándose para ser poder el 2020.

Es por ello que quieren archivar la reforma de Vizcarra a cualquier costo, salvo que el presidente dé el primer golpe.

COMPARTIR     Twittear Compartir