Hipoxemia: detección temprana reduciría riesgo de muerte en pacientes con COVID-19

Hipoxemia: detección temprana reduciría riesgo de muerte en pacientes con COVID-19

“Hemos detectado que el nivel de hipoxemia, que es la baja concentración de oxígeno en la sangre, es el principal factor predictor de muerte en los pacientes COVID 19, hospitalizados en nuestro nosocomio”, afirmó el Dr. Carlos Medina, miembro del Comité Científico del Hospital Cayetano Heredia (HCH) del Ministerio de Salud, tras dar sus conclusiones de una investigación publicada en la sociedad científica sobre las características de los pacientes COVID 19 hospitalizados durante los meses de marzo y junio del presente año.

 

“Casi un 50% de pacientes que ingresaron al hospital por COVID 19, en dicho periodo, fallecieron porque al momento de su admisión a nuestro nosocomio, padecían de un agudo cuadro de hipoxemia, que finalmente resultó siendo mortal para ellos ya que no pudieron revertir la baja concentración de oxígeno en su sangre. Si los pacientes están mucho tiempo con falta de oxígeno en la sangre, tienen mayor riesgo de muerte, Independientemente si es obeso, adulto mayor, diabético, o hipertenso”, explicó.

 

¿Qué es la hipoxemia?

La hipoxemia es una disminución anormal de la presión parcial de oxígeno en la sangre arterial. No debe confundirse con hipoxia, una disminución de la difusión de oxígeno en los tejidos y en la célula. Cuando el oxígeno en la sangre cae por debajo de cierto nivel, se podría experimentar dificultad para respirar, dolor de cabeza y confusión o agitación.

“Para evitar que los pacientes fallezcan en UCI, lo que se necesita es que las personas con COVID lleguen temprano a un centro de atención de salud primaria, para que le detecten si tienen o no, una baja concentración de oxígeno en la sangre. De esa manera, no sólo se reduce el riesgo de que la persona muera, sino que evita que llegue a una cama UCI y sature el sistema de Emergencia en los hospitales”, señaló el también jefe de la Oficina de Epidemiología del HCH.

“Lo que más requerimos es camas con puntos de oxígeno y este nuevo hospital lo va a proporcionar. La solución no son más camas UCI, sino oxígeno y lugares adecuados para el monitoreo de pacientes COVID en zonas alejadas del país. Esperemos que la nueva planta de oxígeno que se planea construir en las próximas semanas, gracias a una donación del sector privado, ayude a salvar más vidas”, señaló.

COMPARTIR     Twittear Compartir