Hilbck propone intervenir el Alto Piura

El Gobierno Regional le lanzaría un salvavidas al consorcio Obrainsa-Astaldi para que resuelva sus problemas internos y no paralice la perforación del túnel del proyecto Alto Piura.

Se trata de la opción de la intervención económica del proyecto y se propondría si la empresa no reinicia la obra en 15 días.

La intervención es un mecanismo de la ley de contrataciones que faculta al Gobierno Regional a asumir el control financiero de la obra y pagar directamente las valorizaciones a los proveedores, mientras la empresa sigue trabajando.

Para Hilbck, es una salida viable y un salvavidas mientras las empresas del consorcio resuelven sus problemas internos.

“Con una intervención directa del Gobierno Regional se puede continuar con el proyecto hasta que ellos superen la parte financiera”, expresó.

Aunque no es la versión oficial del consorcio, Hilbck sostiene que Obrainsa tendría problemas con los bancos, por la investigación del caso Lava Jato, lo cual le habría quitado liquidez.

“Mi ideal sería, si tienen ese problema financiero intervenir administrativamente el proyecto para poder dar el financiamiento y siga avanzando y que ese tiempo le ayudará a la empresa a arreglar su problema financiero”, explicó.

PROBLEMA NACIONAL

Para Hilbck este salvavidas es aplicable a un problema nacional con las empresas investigadas que tienen a su cargo grandes proyectos.

“El gobierno nacional tiene que tomar acciones para ayudar a estas empresas y que no se caigan los proyectos de inversión grandes del país”, dijo.

Hilbck agregó que si la empresa no acepta la intervención económica y no reinicia los trabajos, se resuelve el contrato.

DINERO

Sobre el tema, el decano del colegio de Ingenieros, Hugo Garcés explicó que la intervención es viable para asegurar que la obra continúe.

Recomendó manejarla con cuidado porque llegar a un acuerdo demora entre uno o dos meses.

Un paso clave, agrega, es que tanto el Gobierno Regional como el consorcio deben ponerse de acuerdo sobre el aporte de fondos en una cuenta común para asegurar el pago del avance del proyecto.

“El problema es que hay que asegurarse que la empresa ponga el dinero porque si está quebrada, solo será un procedimiento y va a quemar tiempo”, dijo.

Es preciso señalar que el consorcio de las empresas Obrainsa-Astaldi recibió un adelanto de S/70 millones para perforar el túnel de trasvase de las aguas del río Huancabamba.

“La parte que no ha gastado es la que supuestamente debe poner. Pero si no la tiene ahí está el problema”, sustentó el decano.

COMPARTIR     Twittear Compartir