Hasta ocho años de cárcel para piuranos que sobornan

Hasta ocho años de cárcel para piuranos que sobornan

Dante Moscol Rivera

Hasta ocho años de cárcel  (prisión efectiva) podrían recibir los piuranos que paguen una “coima” a un Policía, según el decreto legislativo 1351, publicado dentro del paquete de normas dado por el Gobierno. En Piura, los dirigentes de los transportistas se mostraron a favor de esta ley.

El expresidente de la Corte Superior de Piura, Juan Carlos Checkley Soria, explicó los dos párrafos de la norma. El primero, que señala que “el que, bajo cualquier modalidad, ofrece, da o promete a un miembro de la Policía Nacional donativo o cualquier ventaja o beneficio para que realice u omita actos en violación de sus obligaciones derivadas de la función policial, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de ocho años”.

Checkley Soria explicó que se trata del delito de cohecho pasivo propio, pero en la figura de que el agente está dentro de sus funciones.

En tanto, el segundo párrafo advierte que “penas de tres años a seis años recibirá quien, bajo cualquier modalidad, ofrece, da o promete a un policía donativo o cualquier ventaja o beneficio para que realice u omita actos propios de su función, sin faltar a sus obligaciones”. En este caso, el Policía puede estar fuera de sus funciones, por lo tanto la pena sería menor.

dirigentes apoyan

El dirigente de los taxis dispersos, Oscar Quinde, saludó la medida y se mostró de acuerdo con su aplicación, pues consideró que muchas veces la culpa de una coima no solo es del policía, sino también del que la ofrece.

“Por una parte estamos de acuerdo, porque la mayoría de intervenciones que se hacen tienen este problema. Por ejemplo, todos los patrulleros que hacen servicio de madrugada, intervienen el vehículo pero no ponen la papeleta, porque tranzan. Se dedican a eso nada más”, indicó el transportista.

Por su parte, el dirigente de los mototaxistas, Carlos Vargas, también expresó su apoyo a la nueva norma, aunque indicó que debe ser aplicada correctamente ya que algunas autoridades podrían usar la ley como una forma de presionarlos para sacarles más dinero.

“Tan infractor es el que comete el delito como el que lo promueve. Ojalá esto se dé, como debe ser, y no sea una forma más para que las autoridades que nos fiscalizan, lo vean como una forma más de sacar dinero”, indicó Vargas.

El comandante en situación de retiro de la Policía, Alfonso Llanos Flores, cuestionó la norma, ya que según dijo, no tiene nada innovador.

Según dijo, lo único que se ha cambiado es la palabra Policía, por el término funcionario público, que ya existe en el código penal.  

COMPARTIR     Twittear Compartir