Gato enigmático

Gato enigmático

Un hallazgo exclusivo en medio del desierto quedó registrado y genera expectativa en la comunidad científica que estudia a estas especies e investiga el habitad del desierto con su flora y fauna silvestre. Un equipo de periodistas en expedición a la Zona Reservada de Illescas lograron capturar fotográficamente a una especie que ya había sido avistada pero escurridizamente no se había dejado fotografiar hasta ahora: el misterioso ‘Leopardus colocolo’ conocido como el ‘Gato del pajonal’.

Esta especie es famosa en los Andes del Perú sobre los 3000 m.s.n.m., y también muy mentada en la sierra de Argentina; pero sorprendió su avistamiento en ecosistemas como el bosque seco y el desierto costero. De hecho, la primera vez que se le vio en zona norte y costera del Perú fue en octubre de 2006 en los Manglares de San Pedro de Vice. Para captarlo tuvieron que montar toda una travesía con cámaras trampas y un trabajo de meses.

Pero en la Zona Reservada Illescas aún no se contaba con registro aunque si con testimonios como el del exguardaparques de Illescas, Pablo Martínez, quien lo divisó por primera vez en una zona casi recóndita de este inmenso lugar.

Hubo expediciones exclusivas para captarlo pero no fue posible sino hasta ahora cuando el grupo dirigido por el periodista Juan Nunura, logró que el lente del fotógrafo profesional Mario Rodríguez, perennice a esta especie en su habitad natural, allí en medio del desierto, en el corazón del Macizo, donde permanece escondido y alejado de todo aquellos que perturbe su tranquilidad.

Corrían las 03:10 de la tarde del sábado 20 de julio en el desierto de Sechura. La expedición ya venía de la zona de Reventazón, entraron a la quebrada “Avip”, en donde habían logrado lo mejor hasta ese momento: divisar una docena de hermosos ejemplares de cóndores y captarlos también para seguirlos difundiendo. Iban ahora a Las Loberas y avistamiento de pingüinos.

La camioneta del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado – Sernanp, que trasladaba a un grupo del equipo, atravesaba la zona a la altura de Punta El Charao, muy cerca a la playa. Cuando Nunura avistó al ejemplar, todos saltaron de sus asientos, el guardaparques Harold Parra del Sernanp, pidió al conductor de la camioneta acelerar, mientras el fotógrafo Rodríguez se aprestaba a disparar desde su cámara.

Descendieron, y su afirmación se confirmó: era el ‘Gato del pajonal’, que también los había advertido ya y comenzó a correr. Todos lo hicieron y finalmente pudo ser captado antes de que pierda nuevamente entre esa zona montañosa que se erige imponente y enigmática en el corazón del desierto sechurano.

Para Harold Parra, guardaparques de Ilescas, biólogo de profesión, el hallazgo y la evidencia de fotos son fundamentales en el trabajo de investigación que se desarrolla con esta especie. “Ha sido una expedición muy importante. Me siento feliz de haber visto por fin, después de tres años en Illescas, a esta especie de la cual solo habíamos escuchado.

Hoy se confirma su presencia en la Zona Reservada y con las fotos estudiaremos si se trata de la misma especia de ‘Leopardus colocolo’ que hay en zona Andina, que se ha visto en los Manglares o si hay indicios de que sea una subespecie. Con esto lograremos identificarlo plenamente”, comentó.

Marco Amaya Tinitana, jefe de la oficina de Turismo del municipio sechurano, destacó las riquezas y biodiversidad de esta Zona Reservada y dijo que hay muchas especies aún por descubrir y que al igual que el ‘Gato del pajonal’ merecen ser captadas para su estudio y difusión.

Con esto Sechura demuestra una vez más, no solo su historia sino también el potencial que tiene en la enigmática Illescas.

COMPARTIR     Twittear Compartir