Nuevo Catacaos: “Esperamos en un árbol, porque teníamos hambre. Nos dieron agua del caño y galletas”

Nuevo Catacaos: “Esperamos en un árbol, porque teníamos hambre. Nos dieron agua del caño y galletas”

Jair Josué es un niño de 10 años. Vivió en carne propia la inundación que causó el desborde del río Piura el 27 de marzo pasado. “Vivo en Nuevo Catacaos, atrás del cementerio”, cuenta el pequeño piurano en un reporte de la Agencia Andina de Noticias.

Josué solo es uno de los 130 mil niños afectados y damnificados en Piura por las lluvias, huaicos e inundaciones. No pierde la esperanza, a pesar de todo. En el reporte, él narra lo siguiente en los momentos de la desgracia que abordó al Bajo Piura:

“Mi mamá estaba cocinando, yo escogía el arroz…escuchamos gritos, cargué a mi hermano, lo subí a cucho, me lo llevé al campo. Mi hermano cargó a mi abuelita, a mi abuelito… Esperábamos en un árbol, porque estábamos con hambre. Nos dieron agua del caño y galletas”.

La vida ahora

Jair Josué también cuenta su vida ahora. “A mi mamá le ayuda en las cosas que hace. A mis hermanos los cambio, los baño, los tengo limpiecitos…solo que se ensucian“.

Aquí el reporte de la Agencia Andina de Noticias.

COMPARTIR     Twittear Compartir