“Escuchen el clamor de la Tierra”

“Escuchen el clamor de la Tierra”

i1

Socorro Poicón  Rivas

“No podemos dejarle a las nuevas generaciones demasiados escombros, desiertos y suciedad”,  nos pide el Santo Padre en su segunda encíclica Laudato Si.

En esta, Francisco refiere, sin ninguna reserva, lo que está pasando con la Tierra: calentamiento global, contaminación, basura, cultura del descarte alimentada por el consumismo; deterioro constante de la calidad del agua, que en algunos crece la tendencia a privatizarla convirtiéndola en mercancía. Pérdida de biodiversidad. Deterioro de la calidad de la vida humana y decadencia social. Debilidad de las reacciones. “El sometimiento de la política ante la tecnología y las finanzas se muestra en el fracaso de las cumbres mundiales sobre medio ambiente. Hay demasiados intereses particulares y muy fácilmente el interés económico llega a prevalecer sobre el bien común y a manipular la información para no ver afectados sus proyectos”, indicó. El Santo Padre hace un llamado a la humanidad, desde el más niño hasta las grandes transnacionales, a escuchar el clamor de nuestra hermana, la Tierra. Ya no sigamos convirtiéndola en un gran depósito de porquerías, agregó.  Llegó la hora de pagar nuestra deuda ecológica,  podemos empezar cambiando  los gestos y hábitos cotidianos, desde  cuidar el agua, reciclar y apagar las luces innecesarias.

El Papa propone un diálogo sobre el medio ambiente en las políticas internacionales y transparencia  en las decisiones. 

Cambio climático es real   

El responsable del Instituto de Montaña en Piura, Fidel Torres Guevara, señaló que el punto central de la encíclica es que Francisco demuestra que el cambio climático es real, esto porque hasta ahora  hay quienes quieren minimizar este problema.  Que la máxima autoridad espiritual lo haga visible y denuncie toda la contaminación va a hacer que el mundo cristiano se mueva y ejerza presión en los políticos para que tomen acciones. 

     “Hay un fenómeno de injusticia y que lo diga el Papa va a tener implicancias porque los cristianos se mueven ante las injusticias”, indicó. Agregó que  al señalar que los tratados internacionales no han sido respetados, dará más fuerza para que los que toman decisiones reaccionen.

El consumismo nos hace cómplices

El economista Williar Hidalgo indicó que el consumismo nos está haciendo cómplices de la destrucción del planeta. Refiere que  los grandes responsables de esto son los empresarios que con tal de maximizar sus ganancias incentivan más este consumismo, sin tomar en cuenta los costos ambientales. En su modelo de inversión y ganancia no incluyen para nada los costos de contaminación.

    “Les dejan una ventana para ganar dinero y van a entrar sin pensar en que van a contaminar”, dijo. Hidalgo refirió que el Papa también hace mención al daño que hace la tecnología que al plantear el abaratamiento de costos no solo destruye el  ambiente, sino que deja sin trabajo a los más pobres porque todo se mecaniza. 

Otra crítica fuerte -dice-  es a la política y la economía. El Papa señaló que la política se subordina a la economía, esto lleva a que los grupos económicos gobiernen un país, cuando ambas deben estar en el mismo nivel,  juntas para buscar el bien común, indicó
Hidalgo.

COMPARTIR     Twittear Compartir