Únete al canal de WhatsApp de El Tiempo

Gerardo Távara: ‘Lluvia de candidatos saturará a electores’
diciembre 10, 2020
Autor: Victor Palacios

Compartir:

Para el analista político, Gerardo Távara, con los 24 partidos inscritos participando en los comicios y con voto preferencial la propaganda electoral será excesiva.

En el año del Bicentenario, los peruanos tendremos una ardua tarea por realizar: elegir a nuestro nuevo presidente de la República y a los congresistas, y elegirlos bien. Pero con una reforma política en camino, los 24 partidos políticos con inscripción vigente están en la obligación de competir en los comicios, lo que traerá como consecuencia la saturación del electorado por la excesiva oferta de candidatos. Así opinó el analista político, Gerardo Távara.

–¿Cómo es que nuestro país ha llegado a la situación de tener una oferta excesiva de candidatos?
Tenemos demasiados porque en el Perú hemos sido bastante flexibles al aceptar la inscripción de los partidos, y muy flexibles en los requisitos para que la mantengan. Ahora las normas han cambiado y se exige que los partidos compitan y obtengan el 5% de votos válidos porque si no pierden la inscripción.

–Esta podría ser la última vez que nos enfrentemos a un proceso electoral de esta naturaleza.
Se reducirá bastante el número de partidos políticos y eso nos va a permitir sincerar su situación. Creo que será la última vez que tengamos este problema. Antes los partidos incluso podían no competir o retirarse de la contienda y no perder su inscripción. Ahora ya no podrán hacer eso.

–¿Cuál es el riesgo del elevado número de candidatos?
Eso fragmenta la representación política y tenemos muchos que se hacen llamar partidos, pero son solo “cascarones” que aparecen en época electoral, pese a no tener actividades cotidianas que permitan a los ciudadanos ejercer su derecho a participación política.

–¿Qué riesgos hay para el elector?
Se verá saturado con la propaganda de tantas organizaciones y candidatos porque todavía se mantiene el voto preferencial -que debe eliminarse-; estará saturado por información de nombres, símbolos, fotos, eslóganes, que en el fondo dicen muy poco y es complicado distinguir cuáles son las características entre uno y otro partido. Sin embargo, al existir gran desconfianza sobre la política, el electorado buscará algo de renovación y podría votar por partidos distintos, aunque no conozca sus propuestas y la solidez de las candidaturas.

 

 

–¿Cree que los partidos que están hoy en el Congreso puedan regresar en 2021?
Van a ver reducida significativamente su votación, incluso algunos perderán la inscripción. La población está muy desilusionada de la conducta del partido histórico Acción Popular y lo mismo ocurre con otros partidos históricos como el APRA, que no logró representación en 2020. Hay gran decepción hacia Podemos o UPP, que han tenido un comportamiento confrontacional y conflictivo. Efectivamente, varios de estos partidos no volverán. Lo mismo podría ocurrir con el Frente Amplio, muy fragmentado y con varios líderes y militantes que han renunciado. Otros como RUNA aparecen para elecciones y no pasarán la valla.

–Lo cierto es que son varios los partidos que no tienen una militancia real y eso lo hemos comprobado en las elecciones internas, con las cifras de ausentismo.
Las elecciones primarias ya muestran la escasa participación de militantes; los partidos han inflado sus padrones y la cantidad de militantes que han declarado ante el JNE no es más que un acumulado de firmas, mas no una adhesión real a esos partidos. Por eso ha habido gran ausentismo, que no es un problema de la organización a cargo de ONPE, sino de los propios partidos, que han vivido con la ilusión de tener 50 mil, 100 mil adherentes.

–¿Esta fragmentación en el voto traerá también problemas de gobernabilidad?
Hemos visto el problema en los últimos años: PPK en la Presidencia, pero en el Congreso una amplísima mayoría de Fuerza Popular, que no permitían un trabajo coordinado entre el Ejecutivo y el Legislativo. Luego, en 2020 Vizcarra no tenía ninguna bancada en el Congreso. Entonces, tanto cuando hay una mayoría amplía de oposición como cuando hay un presidente sin bancada, se presentan problemas para la gobernabilidad. La fragmentación hace daño y puede que tangamos otra vez nueve o diez bancadas en el Congreso.

–El siguiente presidente va a tener el reto de gobernar con una bancada disminuida en el Congreso entonces. Con la alta fragmentación que habrá, no es mu probable que el Legislativo vaya a estar a su favor.
Sí, va a tener el reto de no contar con una bancada fuerte en el Congreso. Deberá tener la capacidad para generar una coalición al interior del Congreso, que acompañe la labor del Ejecutivo. No creo que algún partido logre amplia mayoría y eso obligará al próximo presidente a propiciar una alianza, coordinación, confluencia entre los congresistas, para evitar el episodio que hemos tenido en estos últimos años, con vacancias presidenciales.

Por. Andrea Flores Khalil

Más populares
[imagen_perfil_autor]
Victor Palacios
Editor web de El Tiempo y La Hora. Periodista y fundador del equipo digital del diario El Tiempo. Comunicador con experiencia en Marketing Digital, Data Analyst, SEO, Web Design, Email Marketing e Ecommerce.
[linkedin_autor]