Entre el “sí” y el “no” se pierde toda autoridad

Entre el “sí” y el “no” se pierde toda autoridad

Rolando Chumpitazi – Director

rolando-ddA través del editorial de Semana, reflexionábamos sobre el arte de “saber” comunicar. Recordábamos el caso de Barack Obama, en el 2009, y cómo así, el actual presidente norteamericano se había comunicado con un lenguaje diferente, y al mismo tiempo, tradicional: directo y sencillo a las emociones del elector.

En el caso de la actual administración que encabeza Oscar Miranda, es claro que hay un serio problema de comunicación, generado por el alcalde y sus funcionarios, que no le informan oportunamente las acciones a tomar.

Esto se ha hecho más que evidente con el tema de la controvertida ordenanza de los cascos abiertos. Pese a que se había anunciado que desde ayer lunes se iban a ejecutar las multas a aquellos motociclistas que insistiesen en circular con el casco cerrado, el alcalde cambió de idea y la postergó para la semana entrante.

Lo mismo pasó con el mercado: se dio un plazo final para el traslado de los comerciantes, luego se postergó por dos días más, y después todo quedó en nada.

La municipalidad no puede decir un día “sí” y al otro “no”. Eso de avanzar y retroceder,  no solo confunde. Le resta autoridad.

COMPARTIR     Twittear Compartir