Encontrados en el laberinto de Cerro Negro

Encontrados  en el laberinto  de Cerro Negro

a1

Gerardo Cabrera Campos

Dante Moscol Rivera

Dos de los tres trabajadores de la empresa Río Blanco Copper, quienes se extraviaron desde el 11 de julio en la montaña de Ayabaca, fueron hallados sin vida ayer al mediodía por cinco rescatistas de la Policía Nacional, dos de la Fuerza Aérea y uno de Northcott Global Solutions, compañía contratada por la minera. Estaban a 3.500 metros sobre el nivel del mar, con escasa visibilidad por la neblina y bajo el apremio de la lluvia y el frío.

Se trata de la comunicadora Aleida Dávila Montes y del ingeniero Orlando Pastrana Quezada. Hasta el cierre de edición, los 8 rescatistas aún buscaban a Segundo Tacure Saavedra, el asistente de la expedición que salió el 4 de julio desde Huancabamba para realizar tareas topográficas en el antiguo campamento minero de la empresa. El viernes 10 de julio emitieron su última coordenada, pero desde el día siguiente no se supo nada de ellos.    

EL MOMENTO

A las 12:30 a.m., Joel Ricalde, jefe de los rescatistas de Northcott Global Solutions (NGS), envía un mensaje a El Tiempo: “¿Ya te enteraste? […] Han ubicado en Cerro Negro a la comunicadora Aleida Dávila. Fallecida”. Era la noticia que hace 20 días esperaba Willie Huanchay, hermano de Aleida, quien una hora más tarde confirmaba la inminente y triste realidad. “También han hallado el cuerpo del ingeniero Orlando Pastrana. Estaban en las coordenadas que dio [Manuel Herrera]”, señaló desde Piura.

En ese momento, el coronel Luis Quiñones, jefe del contingente PNP en el caserio Ania (Ayabaca), también confirmó la situación. “Me han comunicado que son dos, por el momento. Siguen buscando a Tacure”, indicó, mientras el congresista Juan José Díaz, quien está al tanto del caso, conversaba con este diario para añadir que los rescatistas seguían el punto GPS de Tacure, pero por las condiciones climáticas de la sierra ayabaquina hacían el “avance casi a ciegas”.

Por eso, ayer mismo la vocera de Río Blanco Copper, Carla Diaz, aseguró que hoy llegan 15 rescatistas expertos en alta montaña de Puno y Huaraz, los cuales intentarán descender en una zona cercana a los cadáveres hallados para ayudar en su traslado hacia el helicóptero de las FF.AA. que deberá recogerlos. 

¿CÓMO ESTABAN?

Lo demás fue conmoción. En Piura, las familias entraron en shock. “La zona donde han hallado a Aleida es de bosque, bastante fango y fuerte lluvia y neblina. No me han dado más detalles”, comentó Joel Ricalde.

A su vez, el coordinador de la Fiscalía Corporativa de Ayabaca, Néstor Sosa, sostuvo que ya se le ha delegado a los policías presentes el “levantamiento de los cadáveres”. “En Piura realizaremos la necropsia con los peritos presentes para establecer cuáles fueron las causas de su muerte. No me han informado aún cómo los han encontrado”, aseveró.

A las nueve de la mañana, el coronel Quiñones comunicaba que “la nula visibilidad impide el avance gradual de los brigadistas en la zona”, de acuerdo a la información recibida desde Piura. Sin embargo, todo no hubiese sido posible si es que la PNP y los ronderos de Yanta no hubiesen hallado a Manuel Herrera Peña el 20 de julio en Cabuyal.

“Las coordenadas que nos dio la persona encontrada cambiaron toda la historia. Por esto se ha podido hallar a Pastrana y Dávila”, dijo el comisario de Ayabaca, Miguel Orozco.

Según la información a la que El Tiempo tuvo acceso por testimonio de los propios brigadistas, los cuerpos se encontraban separados por una distancia de entre 40 y 50 metros, aproximadamente.

Se calcula que la distancia que media entre los dos cadáveres y la ubicación de Segundo Tacure es de solo 140 metros. Para hoy se espera encontrar y retornar a Piura con los tres cuerpos.

COMPARTIR     Twittear Compartir