En menos de dos meses 12 agentes han cometido negligencias policiales

En menos de dos meses 12 agentes han cometido negligencias policiales

Desde el mes de julio del presente año, agentes de la Policía han estado inmersos en actos que han cobrado la vida de cuatro personas y ha dejado más de cinco heridos en Piura y Sullana. El primer caso ocurrió la noche del pasado 10 de julio en la provincia de Sullana. Un grupo de seis amigos se movilizaban a bordo de una moderna camioneta la madrugada de ese fatídico lunes.

El error mortal para uno de los jovenes era circular por donde, según la Policía, se movilizaba una banda de delincuentes a bordo de una camioneta de similares características que fugaba luego de un frustrado robo millonario en una financiera. Según los jovenes, ellos regresaban de dejar una amiga en el distrito de Querecotillo y al llegar al óvalo Turicarami fueron atacados por los agentes PNP. Lo que la Policía indicó fue que realizaban un operativo para capturar a delincuentes que se movilizaban en una camioneta.

Murió estudiante

El resultado de ese confuso incidente fue un estudiante fallecido identificado como Carlos Farfán Ruiz (19) y sus cinco amigos quedaron heridos de bala. Los agentes en un primer momento indicaron que actuaron en legítima defensa luego que los ocupantes de la camioneta abrieron fuego contra el personal policial; sin embargo, esa versión quedó desvirtuada después que salieran videos de las cámaras de seguridad donde se observa el actuar de los agentes. El teniente Darko Mendoza Rey junto con otros ocho agentes están siendo investigados por este confuso incidente.

Accidente mortal

La madrugada del lunes 30 de julio un automóvil impactó frontalmente contra un mototaxi en el que se movilizaban tres personas de las cuales, dos fallecieron y una de ellas quedó gravemente herida. El accidente ocurrió en la prolongación de la Av. Grau, en Veintiséis de Octubre. Al momento del impacto, el frágil vehículo se incendió y murieron Víctor Amador Córdova Parihuache (26) y Vilter Ullaure Rivera (22).

Ambos eran cocineros y regresaban a sus domicilios luego de laborar en un conocido restaurante. Al momento del accidente, el parachoques del auto permitió dar con el paradero del causante del accidente quien fugó del lugar. El agente Marlon Fernando Hoyos Valdiviezo conducía el auto y se presume que hay estado ebrio al momento del siniestro.

El agente se ha negado a declarar y en los próximos días se determinará su responsabilidad en el hecho.

Imprudencia

El último hecho ocurrió la noche del martes 21 agosto. Dos amigos se movilizaban en una motocicleta después de clases y fueron embestidos por un vehículo policial conducido por un suboficial y llevaba de tripulantes a un oficial y otro agente En este hecho murió el estudiante de Medicina Jorge Luis Sarango Ramos (24). Según videos de seguridad, la camioneta se desplazaba a excesiva velocidad por una
zona urbana y terminó arrollando a ambos.

También ha quedado herido Adrian Crisanto Huanca (19) quien permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Cayetano Heredia. El jefe de la Macrorregión Policial Piura-Tumbes, César Cervantes, indicó que los casos están en Inspectoría para determinar la responsabilidad.

“Las investigaciones determinarán si ha habido negligencia, impericia”, sostuvo. Agregó que en el caso de la muerte de los cocineros, ya se determinó que el suboficial Hoyos tuvo participación directa y ya se pidió la prisión preventiva.

COMPARTIR     Twittear Compartir