En Blas de Atienza aseguran que solo una orden judicial generaría su salida

En Blas de Atienza aseguran que solo una orden judicial generaría su salida

a11

Frank García

A puertas de una posible incursión de la Policía en el mercado para recuperar las vías públicas, los comerciantes de la avenida Blas de Atienza aseguraron que solo una orden judicial los haría abandonar los puestos tras 30 años de ocupación.

En medio del recelo hacia los medios, el delegado del sector, Mario Jesús Zapata Velásquez, dio esta versión y aseguró que como en otras ocasiones está dispuesto a encadenarse por defender lo que considera su derecho.

“Una vez me encadené porque había una razón. No podemos huir como personas que no tenemos conocimiento. Si a mí me demuestra la autoridad que tiene una orden judicial, yo salgo”, expresó desde su puesto ubicado en la intersección de Blas de Atienza y jirón San Lorenzo.

sí pueden

Para el gerente de Asesoría Jurídica de la comuna, David Ruesta Chiroque, este argumento es rebatido por la misma Ley Orgánica de Municipalidades.

Dejó en claro que el artículo 49 de la norma, estipula que la comuna puede ordenar, sin autorización de un juez, el retiro de materiales o la demolición de obras e instalaciones que ocupen las vías públicas.

Explicó que únicamente  se requiere de una autorización judicial cuando se trata de terrenos privados.

De otro lado, el procurador municipal Daniel Valera informó que no existe alguna acción judicial con los comerciantes.

Declaró que semanas atrás fueron notificados de un recurso de hábeas corpus que interpuso el dirigente Nicander Caqui contra la comuna por una presunta violación al derecho al trabajo.

Tras ser rechazado en doble instancia, ahora el tema sería evaluado por el Tribunal Constitucional.

En una última estrategia legal, Caqui también acudió ante Inspectoría de la Policía para denunciar al jefe de la Región Policial, Dennis Pinto, responsabilizándolo de cualquier hecho que suceda durante un desalojo.

Al cierre de edición, una comitiva de la Policía y funcionarios municipales acudieron a la Blas de Atienza, Jr Moreta y Gonzalo Farfán  para verificar el lugar y determinaron que hay 3.000 puestos en total.

COMPARTIR     Twittear Compartir