Río se desborda e inunda centro fronterizo El Alamor

Río se desborda e inunda centro fronterizo El Alamor
  • Las intensas lluvias provocaron que el río se desbordara. Más de 300 pobladores exigen pronta ayuda del gobierno.

Tras las intensas lluvias registradas en el centro poblado El Alamor, ubicado en el distrito fronterizo de Lancones (Sullana), el río del mismo nombre se desbordó e inundó la zona.

El hecho se registró esta mañana, cuando el río rebalsó su cauce e ingresó al centro poblado dejando bajo el agua varias calles, la plataforma deportiva, la capilla y varias viviendas. Los más perjudicados fueron los más de 300 habitantes que viven en la parte baja de la localidad y que esperan ser reubicados.

Según Senamhi, las lluvias precipitadas en la zona llegaron a alcanzar la cifra de 65.2 milímetro de agua por metro cuadrado, hecho que provocó la crecida de quebradas y el desborde del río Alamor.

Los pobladores de la zona esperan que el alcalde de El Alamor, Carlos Gálvez, en coordinación con las autoridades provinciales y regionales, tomen acciones inmediatas y soliciten la ayuda del gobierno central para evitar que el río continúe desbordándose y pueda llegar a provocar la muerte de propios y extraños.

El burgomaestre se apersonó a la zona con la finalidad de constatar la real situación y enviar un informe completo al Gobierno Regional de Piura para solicitar el apoyo respectivo.

Gálvez mencionó el urgente apoyo para lograr la habilitación de terrenos para la construcción de al menos unas 300 viviendas en la parte alta de El Alamor.

Detalló que se requiere de maquinaria como tractores oruga, retroexcavadoras, cargador frontal y volquetes para poder habilitar dichas zonas en la parte alta del poblado; pues la maquinaria con que cuenta la entidad edil distrital se recibió está -casi en su totalidad- inoperativa.

De igual forma, recordó que son decenas de anexos y caseríos los que se quedan aislados por las crecidas de quebradas en épocas de lluvias, por lo que urge la ejecución de puentes colgantes en ambas márgenes.

Fuente: La República

COMPARTIR     Twittear Compartir