El mundo de los revoltosos

El mundo de los revoltosos

La reciente quema de un campamento de una empresa petrolera en El Alto, Talara; las imágenes de algunos alumnos que se burlan y acosan a una profesora; la toma de carreteras, la agresión a policías y hasta la invasión de pistas y veredas por parte de los ambulantes, son peligrosas señales de una sociedad en la que los individuos están perdiendo el respeto a la autoridad y a las normas de convivencia, que nos hace precisamente humanos.

Y lo más dramático aún, es la impunidad.

Todas estas acciones que afectan al resto de ciudadanos, a las empresas y las inversiones en un país, dejan una peligrosa lección al resto de ciudadanos, pues los revoltosos casi nunca son sancionados, porque nunca se les encuentra, y si se identifican, la Policía y el Ministerio Público deben echarse atrás por el temor a la presión política o protesta pública.

El investigador León Trahtemberg, afirma que todas estas acciones están siendo absorbidas pasivamente por los niños, que en un futuro podrían convertirse también en trasgresores impunes, porque ven que nadie castiga con energía o pone un alto a todas estos malas acciones.

COMPARTIR     Twittear Compartir