El mismo discurso… el mismo baile

El mismo discurso… el mismo baile

Por estos días de fiebre electoral, la estrategia de los precandidatos al sillón municipal es repetitiva y creen que los ¿tontos? son los mismos de cada campaña, por lo menos en los últimos 15 años.

En efecto, todos ellos, sin excepción han concentrado su diatriba sobre grupos populosos como mototaxistas, taxistas, comerciantes ambulantes y los jóvenes.

Ese parece ser su propósito y a quienes quieren convencer; la promesa es la misma. A los transportistas les ofrecen paraderos, formalizarlos y hasta eliminar los anillos viales. A los dirigentes un mejor apoyo social y hasta empoderarlos.

A los comerciantes construirles mercados, formalizarlos y darle facilidades para préstamos. Al resto de ciudadanos le han preparado el discurso de la reconstrucción y la corrupción. Mientras que a los jóvenes intentan hipnotizarlos con la fiebre de Dragon Ball Super. Otros se han puesto a pintar casas y regalar mosquiteros.

El fin es convencer con poses serviciales y acciones humanitarias. Algo que en la práctica no debería interesar, porque lo que debe primar en los candidatos es su honradez, capacidad de trabajo y vocación de servicio, lo demás son poses de campaña.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.