El koala está funcionalmente extinto en Australia, según ONG

El koala está funcionalmente extinto en Australia, según ONG

El número de koalas vivos ha descendido hasta niveles tan alarmantes que ya fue señalado como una especie «funcionalmente extinta». La Fundación Australiana del Koala (AKF) indicó que existen tan pocos ejemplares que ya no pueden desempeñar un papel importante para el ecosistema.

La mencionado organización emitió un comunicado señalando que actualmente existen cerca de 80 mil koalas en Australia. «Esto es aproximadamente el 1% de los 8 millones de koalas que fueron cazados por pieles y enviados a Londres entre 1890 y 1927», señaló la directora de la fundación, Deborah Tabar.

Desde 2010, AKF monitoreó la presencia de koalas en 128 distritos de los 151 de Australia. Este marsupial ha desaparecido en 41 distritos del país oceánico y en apenas cinco hay más de 5 mil vivos.

Deborah Tabar alertó a las autoridades del país para frenar los problemas ambientales que podrían desaparecer por completo al koala. «Nuestro ícono turístico está listo para partir y no, los zoológicos no son la respuesta», dijo en el comunicado de la AKF.

 

 

Tabar denunció que las autoridades de su país han ignorado o hecho poco por preservar la especie en los 341 años que trabaja sobre el tema. «He escuchado cualquier excusa para no priorizar la protección de la especie y sus hábitats», indicó.

Medios locales han informado que es difícil determinar el número exactos de koalas que habitan libres en Australia. Además de la persecución sufrida el siglo pasado, la deforestación, enfermedades y efectos del cambio climático promueven su extinción.

La desaparición del koala afectaría sobre todo a los bosques de eucalipto. Desde que habitan el planeta, este animal ayudó al ecosistema al comer las hojas superiores de estos árboles. Mientras que su excremento, caído a tierra, era necesario con una importante cuota en el reciclaje de nutrientes para estos bosques.

Cabe explicar que la etiqueta de «extinción funcional» se refiere cuando el número de ejemplares de una especie es mínimo, de acuerdo con un artículo publicado por Christine Adams-Hosking, de la Universidad de Queensland.

 

COMPARTIR     Twittear Compartir