El juego de la soberbia y el poder

El juego de la soberbia y el poder

Con el voto a favor de la cuestión de confianza aprobado por mayoría, el Congreso selló un pacto: aprobar las reformas políticas y judiciales que presentó el Ejecutivo en su esencia, es decir, en los términos que lo exigía el premier, Salvador del Solar; sin cambios ni ambigüedades como pretenden hacerlo hoy legisladores de FP, desconociendo el compromiso.

Por estas supuestas “trampas” en las que incurre la mayoría, es que el jefe de Estado, Martín Vizcarra –aprovechando su respaldo de 50% de aceptación-, se atrevió nuevamente y con mayor brillo a pechar al Legislativo, esta vez dándole plazo hasta el 25 de julio, en que termina la legislatura, para aprobar las reformas políticas, sin trucos ni enredos políticos.

El juego de la disolución del Congreso, aunque la oposición intente acusar de autoritarismo e inconstitucional, sigue en pie. Ahora solo depende del propio Congreso aprobar las reformas ‘en su esencia’ u obligar a Vizcarra a tomar la drástica medida de la disolución, arrastrando al país a la inestabilidad política y con ello el estancamiento de la economía. Un juego de soberbia y poder que, al parecer, ni el Ejecutivo o Legislativa quieren perder.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.