“El gas natural es la mejor solución ante el alza constante del GLP”

“El gas natural es la mejor solución ante el alza constante del GLP”

El precio de cada balón de gas en la región oscila entre 58 y 60 soles a pesar de que el Gobierno dispuso la inclusión del gas licuado de petróleo (GLP) envasado en el Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles (FEPC). De alguna manera este incremento constante de cada balón de GLP afecta la canasta de las familias de la región y hasta el momento no hay señales claras de que el precio descienda. Por este motivo, el exviceministro de Energía y Minas, Pedro Gamio Aita, indicó que la mejor solución que se puede hacer ante las constantes alzas de precio es seguir apostando por la masificación del gas en la región y en el país.

– ¿El precio del balón de gas seguirá subiendo?
Ya se discute a nivel de los expertos que el precio del petróleo puede volver a 100 dólares el barril. Ahora, está por encima de los 80 dólares, entonces ese es un tema preocupante porque el Perú depende mucho de la importación de diésel y GLP. El balón de GLP no va a llegar a estabilizarse, por la tendencia es que suba el precio, hay problemas en China y a nivel global lleva a que el precio de los derivados del petróleo tengan una tendencia al alza por la crisis sanitaria. Por eso, hay que concientizar a las familias piuranas que en el medio urbano, el gas natural es la mejor solución porque no depende de un derivado ni del precio a nivel internacional.

– ¿Cuál es la solución para este problema?
En el caso de Piura, el punto fundamental del ahorro con la masificación del gas es la cocina donde el ahorro es extraordinario. Piura tiene su propio gas, esta región ha esperado 20 años para esta importante solución. Es lamentable que la demora en la administración de justicia genera este problema de que la gente no pueda tener una extraordinaria defensa en sus economías con la masificación del gas en los hogares de Piura.

– ¿Cómo va la masificación en la región?
El primer programa que yo he podido conocer, estamos hablando de más de 60 mil familias, es decir en la primera línea de trabajo unos 300 mil piuranos se iban a beneficiar con este programa de la masificación del gas. Yo estoy seguro que se puede llegar a una segunda línea de acción, pasar las 100 mil familias, es decir el medio millón de personas.Una gran mayoría de personas pueden tener el beneficio de pagar menos de la mitad de lo que paga por un balón de GLP que lo que se paga por el gas natural al mes.

– ¿Considera que se ha detenido la masificación?
Para masificar el gas solo hay que dejar trabajar y que la concesiones no se vean trabadas por acciones judiciales que frenan un servicio público que es indispensable. Yo no imagino que la gente se quede sin energía eléctrica por una acción judicial de un interés particular y yo creo que allí el Poder Judicial debe darnos una respuesta pronto. Hay que defender el interés público.

– ¿Y qué pasará en el caso del transporte?
El Perú tiene como defenderse, el gran escudo de protección es una combinación entre gas natural para transporte, gas natural para hogares y energías renovables en la electricidad. Esa ventaja ya quisieran tenerla otros países, de tener unas reservas con un precio muy por debajo del precio internacional, es el caso del lote 88 que puede favorecer a las ciudades del Perú y ser una gran ventaja porque el gas natural; por ejemplo, cuando se usa en los hogares, cuesta menos de la mitad de lo que cuesta un balón de GLP.

– ¿El Perú tiene reservas de gas para la población?
Tenemos reservas para 24 años. Sino encontramos más gas y por los compromisos mundiales del cambio climático, la esperanza está en la energía solar, eólica, la geotermia, pero hay que comenzar a abrir ese camino ya. La energía solar y la energía del viento hoy cuestan mucho menos y deberíamos avanzar en ese camino ya acelerar el esfuerzo.

– ¿El Estado garantiza las labores mineras en el país?
Gracias al mayor valor que ha tenido el cobre en el mundo, el Perú ha podido pagar sus cuentas y podría ser el líder mundial en producción de cobre para el desarrollo de la cuarta revolución industrial ya sea para computadoras, celulares, para todos los equipos que hoy se utilizan. Ahora, no dejar trabajar la minería o la inversión privada es un autogol porque es importante que se desarrolle la minería condicionada a las mejores prácticas ambientales y sociales,

– Sin embargo, aumenta la minería ilegal…
No tiene sentido que el Perú frene la la inversión, que asuma compromisos ambientales y por otro lado seamos ciegos y sordos con la actividad minera ilegal, eso es una contradicción que nos hace mucho daño. Hay gobiernos en el mundo como China y Vietnan que lo que mas saben es tratar con el capital extranjero y valorizan mucho la inversión extranjera para el desarrollo. El Perú no puede estar fuera de la historia y sin inversiones no hay empleo, no hay nada.

COMPARTIR     Twittear Compartir