¿Educar es enseñar?

¿Educar es enseñar?

Parece obvio pero no lo es tanto. No se trata solo de la pertinencia y calidad de la materia a enseñar. Antes hay que educar en el arte de aprender y captar el interés del estudiante.

Enseñar es el propósito final, pero es necesario motivar para lograr que asimilen ideas y conceptos, no pura materia “de paporreta” o por obligación. Caso contrario, el desgano solo hará las cosas peores.

Para motivar se requiere personalizar la enseñanza extendiendo la comprensión de la problemática del estudiante fuera de la escuela. Lo importante es lograr que aprendan y para ello deben sentirse a gusto, lo que a su vez requiere tocar fibras emocionales.

Es preciso que el educador conozca la realidad del alumno y las circunstancias que enfrenta en el barrio y en el hogar a fin de poder involucrarse auténticamente con él y por ese medio conseguir que se identifique con el profesor y al final con la materia de la enseñanza.

La técnica conocida como “Experiencia de Usuario” (UX) llevada a la formación pedagógica equivale a centrarse en el docente para despertar en él la conciencia de qué tan importante es la empatía con el estudiante. Esa empatía no queda restringida al campo de la materia de la enseñanza sino al descubrimiento de sus particulares percepciones.

La UX aplicada a la educación escolar de muchachos conflictivos se enfoca en la persona, ya que se trata de enseñarles a ser personas. Gracias a esta herramienta, se consigue empatizar más con el usuario, el alumno en este caso.

Por lo tanto, para lograr que el alumno sea apasionado se requiere identificar motivaciones, observar tareas clave y revisar modelos mentales. La UX se consigue a través de la dinámica, que incluye todos los elementos de la interacción con un producto o servicio que conforman la percepción (positiva o negativa) del usuario.

Para el diseñador de información Jesse Garrett, lo que despierta la pasión de las personas son las grandes experiencias. “Si tienen una gran experiencia con tu producto o con tu servicio, van a ser apasionados y leales a tu marca. Esa es la manera de construir compromiso”. Análogamente, si les agrada su maestro van a ser leales y aprovechados.


Escrito por: Joaquín Schwalb Helguero
COMPARTIR     Twittear Compartir

Joaquín Schwalb Helguero

Joaquín Schwalb Helguero

Colaborador de El Tiempo.