Únete al canal de WhatsApp de El Tiempo

La crisis en el Mininter
noviembre 2, 2021
Autor: Victor Palacios

Compartir:

Si Luis Barranzuela Vite renuncia al Ministerio del Interior, daría paso al tercer ministro de dicha cartera en apenas cien días de Gobierno. En los últimos dos años, once personajes han asumido dicho ministerio sin dar los resultados esperados.

Más allá de la juerga por la Canción Criolla que protagonizó el aún ministro, mientras todo el país tenía prohibidas las manifestaciones de júbilo, lo que debe llamarnos la atención es la profunda crisis de autoridad en el Mininter, provocada en muchos casos por la incompetencia de sus propios titulares.

Hace años la prensa y la ciudadanía exigen una reforma de la Policía, plena transparencia, lealtad al uniforme, mayor disciplina y filtros más estrechos para la carrera policial; también se exige cero corrupción en Migraciones y, por supuesto, elevados estándares para quienes detenten el cargo principal. Eso no ha sucedido: policías cuestionados, civiles no preparados, abogados con conflictos de intereses y un largo etcétera se han sucedido en el titularato de esta institución cuya principal labor es la defensa del orden interno. Con semejante función, ¿no ha creído el Gobierno de Pedro Castillo que era necesaria una reforma profunda y realista del sector, en vez de entregar la entidad como un botín al cerronismo? ¿Cuánto afectan estas decisiones al principio de autoridad y a la estructura vertical del Ministerio del Interior? Demasiado. El actual ministro -ha quedado demostrado- no tiene ningún respeto por las normas que el propio Ejecutivo, al que pertenece, ha emitido; luego, no puede exigir nada a sus subalternos ni a la ciudadanía. Esto, repetimos, no es solo un asunto de mal ejemplo, sino un reflejo de la crisis del ministerio y de la incomprensión de su significado en la vida pública.

Es cierto que durante años, bajo el mando de agentes retirados, las mafias y la corrupción han cundido en el Mininter; por esta razón, además de la alicaída imagen de la Policía tras las marchas de noviembre, se optó por colocar abogados en este sector estratégico. En el extremo de la situación, puede nombrarse a cualquier ciudadano como ministro del Interior, mientras tenga un legajo limpio, una carrera intachable, una capacidad de liderazgo que le permita guiar la reformar interna de la PNP y otros entes. No podemos seguir tolerando ministros incapaces de imponer su autoridad… porque no la tienen.

Más populares
[imagen_perfil_autor]
Victor Palacios
Editor web de El Tiempo y La Hora. Periodista y fundador del equipo digital del diario El Tiempo. Comunicador con experiencia en Marketing Digital, Data Analyst, SEO, Web Design, Email Marketing e Ecommerce.
[linkedin_autor]