Editorial: Vacunación y clases escolares en riesgo

Mientras las voces oficialistas del Ejecutivo, ahora apoyadas por la “oposición” en el Congreso, intentan lavarle la cara como sea al impresentable ministro Hernán Condori, aumenta el riesgo para la s...

Editorial: Vacunación y clases escolares en riesgo
Tiempo de lectura: 3 minuto(s) aprox.
Mientras las voces oficialistas del Ejecutivo, ahora apoyadas por la “oposición” en el Congreso, intentan lavarle la cara como sea al impresentable ministro Hernán Condori, aumenta el riesgo para la salud de miles de peruanos aún no vacunados debido a la innegable desaceleración del proceso de inmunización en el país. No cabe duda que, sin políticas claras y con un manejo populista y antitécnico, el sistema de salud en general sigue a la deriva, por obra y gracia de un (des)gobierno que prefiere que el país se caiga, con tal de no soltar el poder. Esta semana, el blindaje al “Doctor Agüita” desde Palacio, a lo que se ha sumado la tibieza con que lo ha tratado el Congreso durante su interpelación del miércoles, son muestras claras de que ambos poderes no harán nada por frenar la inestabilidad política aún sabiendo que esta sigue erosionando a la inversión privada y a la economía social de mercado que dicen defender. Si son capaces de poner en riesgo incluso la reanudación de clases escolares, al negarles a miles de escolares su derecho a ir a clases vacunados, por el capricho de mantener en sus cargos a un ministro y sus funcionarios incapaces ya no quedan dudas de que el acuerdo bajo la mesa entre Castillo y el ala mercantilista del Legislativo es “nos quedamos todos”. Pareciera que el Gobierno, ocupado en apagar los incendios que le generan sus inflamables escándalos, ha dejado el proceso de retorno a clases en manos de los GORE, las Direcciones Regionales de Salud y las UGEL. Esta podría ser la causa de que, por ejemplo, en Piura 200 mil niños corran el riesgo de quedarse sin textos escolares y materiales educativos durante varios meses, debido a problemas en el proceso de licitación para la distribución. Como si no fuera suficiente con descuidar la vacunación, en el caso de nuestra región, si no se hace nada, los alumnos de las UGEL de Piura, La Unión, Sechura y Tambogrande tendrán que estudiar sin libros, los cuales siguen empolvándose en los almacenes. ¿Qué nos pasa? Esto es un crimen.
Síguenos:

Más en Editorial