Editorial: No se puede premiar la ineficiencia

Hasta el pasado mes de setiembre -estiman los especialistas- los sucesivos rescates financieros del Ejecutivo a favor de Petroperú sumaban más de 5.000 millones de dólares en los últimos seis años de gestión.

Editorial: No se puede premiar  la ineficiencia
Foto: El Tiempo.
Tiempo de lectura: 2 minuto(s) aprox.
Pese a los millonarios salvavidas, la estatal petrolera no solo no ha mejorado su capacidad gerencial y financiera sino que pretende seguir dependiendo de más salvavidas, es decir del dinero de todos los peruanos. Petroperú puede estar mejor y no debería depender como lo está haciendo hoy de la caja fiscal, pero persiste en su mal manejo.
Es indignante, por decir lo memos, que el Ejecutivo intente premiar la ineficiencia evaluando en Consejo de Ministros otorgarle una vez más un salvavidas de 2.500 millones de dólares.
Los diversos gobiernos han malacostumbrado a la empresa al darle constantes rescates millonarios con la promesa de que mejorará su capacidad financiera. Tal como señala el exministro Pedro Gamio en nuestra edición de ayer, la empresa no puede seguir dependiendo de salvavidas que pagamos todos los peruanos.

PUEDES LEER ► Bono Escolaridad 2024: Detalles y beneficios para el sector público en Perú

Es más, a ejemplo de entidades públicas sólidas como el Banco Central de Reserva, debería tener una administración autónoma y rendir cuenta de su gestión. Bien haría en recuperar, por ejemplo, la cultura organizacional que tuvo y heredó de la International Petroleum Company (IPC).

Al igual que otros especialista, Gamio también recomienda reconstruir Petroperú, buscando que tenga socios de primer nivel y aliados que le permitan recuperar su capacidad técnica y gerencial. El Perú necesita de Petroperú, pero manejado con independencia y autonomía.
De lo contrario, si no logra dar este paso y no es una entidad autónoma, el pedido de salvavidas a costa de la caja fiscal, es decir de los impuestos de todos los peruanos, se va a convertir en una situación permanente.
Si la pugna que en estos momentos se libra en el Ejecutivo termina inclinándose a favor de un nuevo rescate financiero, este Gobierno deberá dar cuenta del grave forado que ocasionará a la caja fiscal.
¿Para el otorgamiento del dinero se exige a los mandamases de la entidad condiciones mínimas para confiar en que los fondos serán correctamente administrados? Cada vez que le inyectan dinero ¿se le exige mejoras en la gobernanza de la empresa, para el ingreso de capital privado, se les exige metas de recuperación en la calificación crediticia?
Síguenos:

Más en Editorial