Editorial: Fraccionamientos peligrosos
septiembre 7, 2023
Autor: Victor Palacios

Compartir:

El gran perdedor de la jornada política del jueves es, definitivamente, un personaje extraparlamentario: el presidente Pedro Castillo.

Ya no existe una bancada cohesionada que pueda apoyarlo en futuras situaciones de riesgo. Ha quedado demostrado que las fisuras internas en el oficialismo hoy son rupturas manifiestas que ponen en duda, una vez más, la viabilidad del Gobierno al carecer este de un colchón político que le permita enfrentar a la oposición.

¿Qué clase de favores políticos buscan Guido Bellido y Vladimir Cerrón al apoyar a Maricarmen Alva? ¿Qué estarían dispuestos a entregar los perulibristas a cambio de mantener esta insólita alianza de intereses?

La renuncia de Guillermo Bermejo es solo una anécdota en esta novela de traiciones y decepciones. Bermejo, señalado por sus sospechosas vinculaciones con elementos extremistas y delincuenciales, era, más que un personaje de apoyo al régimen, un estorbo, un motivo de incomodidad. Más importante en este recuento de gestos políticos ha sido el abrazo y el espaldarazo de Guido Bellido, expremier identificado con el ala cerronista del partido de gobierno, a la aún presidenta del Congreso, la que solo en la víspera era señalada por su dudosa participación ante el parlamento español y por sus desayunos caros en el Viejo Continente.

La que se veía con un pie afuera del hemiciclo es salvada por el fraccionamiento cantado del oficialismo. Esta es la consecuencia del acercamiento de Castillo al sector “caviar”, algo que ni Cerrón ni sus adeptos perdonaron al mandatario.

Es probable que, además del deterioro de las relaciones entre Castillo y el partido que lo postuló a la presidencia, seamos testigos del debilitamiento del régimen, con pocas posibilidades de recurrir a su casa política sin ser presionado por este súbito apoyo a la derecha conservadora. Queda claro una vez más que la política es el arte de esconder las negociaciones bajo mil gestos. Lo que ocurrió ayer fue, en estos términos, algo elocuente.

¿Significa esto que el presidente Castillo, en busca de un respaldo político frente a la oposición, virará sin mayores miramientos al centro político? La pregunta que sigue es obvia: ¿no es demasiado tarde para que Castillo intente blanquear sus credenciales democráticas?

Más populares
Victor Palacios
Editor web de El Tiempo y La Hora. Periodista y fundador del equipo digital del diario El Tiempo. Comunicador con experiencia en Marketing Digital, Data Analyst, SEO, Web Design, Email Marketing e Ecommerce.