Editorial: Escenarios posibles
septiembre 7, 2023
Autor: Redacción El Tiempo

Compartir:

El político Jorge Nieto -un analista de frecuente presencia en El Tiempo- advierte sobre tres posibles escenarios a los que nos conduciría el negligente manejo del Estado en los últimos meses. El primero, y más próximo, es un muy posible adelanto de elecciones: cuando el Ejecutivo y el Legislativo comparten similares cifras de rechazo, lo más decente sería dejar la puerta abierta a un necesario recambio. Sin embargo, la política nacional está infectada de apetitos que se sobreponen a cualquier criterio u objetivo altruista; difícilmente los congresistas entregarán a la ciudadanía sus escaños con la hidalguía de quien reconoce que ha traicionado a su labor fundamental. Es mucho más sencillo que Castillo salga de Palacio de Gobierno.

Pedro Castillo puede hablar de cualquier tema en su presentación ante el  Congreso, según constitucionalista - Infobae

Precisamente, tal es el segundo escenario. En los pasillos del Congreso suenan nombres de posibles reemplazos de Maricarmen Alva, una política con demasiados anticuerpos y con una reputación desgastada y cuestionable debido a la negativa del parlamento a resolver la crisis política en las ocasiones que pudo hacerlo. Alva personifica las decisiones del colectivo de legisladores y el descrédito general la alcanza inevitablemente. Conscientes de ello, ya se barajan nombres. De consolidarse una candidatura única de amplísimo consenso y de respaldo popular, el reclamo ciudadano de que “se vayan todos” perdería fuerza. Lo malo de esta posibilidad es que la impunidad política permitiría la supervivencia de una casta que ha perdido anteriormente la oportunidad de conducir al país hacia una transición menos dramática. No ha de pasar mucho tiempo para que se establezca la magnitud del daño ocasionado por la inercia de las bancadas que vieron la crisis como un momento conveniente para negociar sus privilegios.

Finalmente, queda el escenario del estallido social, una realidad en marcha: ya hay convocatorias a paros de transporte y agricultores. ¿Es probable que la ciudadanía, harta de la incapacidad de Castillo y sus ministros, y harta de la convenida impasividad del parlamento, expulse a todos del poder? Es posible. Con mucha menos bulla y recursos la calle le arrancó a Manuel Merino la banda presidencial. ¿Qué podría hacer Castillo ante el clamor de un pueblo que, paradójicamente, creía representar? Estamos en una cuerda floja.


Puedes leer: Piura: Pánico en la plazuela Merino por asalto y robo a conocido chifa


Síguenos en nuestras redes sociales:

Más populares