Editorial: Una tregua que no se puede desaprovechar

Editorial: Una tregua que no se puede desaprovechar

Dos años es el tiempo que los especialistas de la Comisión Multisectorial Encargada del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño han estimado para que esta ocurrencia natural vuelva a asustarnos.

El objetivo, entonces, está trazado: la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios deben aprovechar este tiempo fuera para acelerar cuanto sea posible las obras que la ciudadanía demanda.

El anterior titular de dicha oficina creada por el expresidente Kuczynski, Edgar Quispe, calculó que a fines de este año se habría logrado recuperar el 80% de la infraestructura destruida.

Con la llegada del ya cuestionado Nelson Chui -a quien muchos no le ven una larga estancia en el puesto-, ¿se mantendrá esta visión optimista, o nuevamente se reharán las estimaciones de
largo plazo?

A los hechos: ya han transcurrido dos años desde el último Niño y poco se ha avanzado; han sido dos largos años, para muchos, perdidos por la interferencia de una lenta burocracia y el mal hacer de funcionarios inexpertos, incluso, para elaborar una ficha de obra medianamente adecuada.

¿Seremos capaces de aprovechar este tiempo de espera que nos otorga la naturaleza?

Las cifras, cuando no la visión del día a día de miles de damnificados desperdigados en todo el territorio regional o la masa estudiantil que podría quedarse sin año lectivo por falta de aulas, deberían ser capaces de empujarnos a responder positivamente: Piura perdió alrededor de mil millones de soles en agro, caminos, salud, etc., según cálculos oficiales.

¿No duele ver disueltos en el agua y la indolencia el esfuerzo de miles de piuranos?

COMPARTIR     Twittear Compartir