Editorial: Tremenda irresponsabilidad

Editorial: Tremenda irresponsabilidad

¿Ingreso de combis al Complejo de Mercados? ¿No tenemos suficiente con los informales que, alegando su derecho al trabajo, rompen a puntapiés lo poco que se ha podido avanzar en el ordenamiento de la ciudad?

¿No tenemos suficiente con los transportistas que hacen caso omiso de cualquier prohibición y se creen con pleno derecho a hacer de la ciudad el feudo del chofer y relegar al peatón a la más pequeña nimiedad? ¿No basta con que la Municipalidad de Piura cada cierto tiempo intente regular el transporte y falle en el intento, como para que el alcalde encargado eche por tierra, gracias a una imprudencia, con lo escasamente avanzado.

No es bueno ni estratégico ni moderno ni constructivo lo que el alcalde encargado Miguel Cueva habría propuesto a los transportistas. Él alega que lo hizo pensando en el creciente número de compradores del mercado y su necesidad de traslado en el centro de la ciudad. Si la primera autoridad municipal interina quiso hacer un favor a la ciudad, creemos que ha equivocado su estrategia. Ordenar debería ser su función, ordenar de una vez por todas esta ciudad que parece llevada por los antojos de un grupo y otro, por los apetitos de fulanos, el desgano de zutanos y la mirada insoportablemente impasible de la municipalidad provincial.

La Piura de nuestros días no es solo la consecuencia de El Niño Costero, sino el fruto de malas decisiones que, para desgracia del ciudadano de a pie, se han acumulado y han creado un terrible problema de difícil manejo. Caos por doquier, informalidad y basura que no se recoge eficientemente, falta de un plan de crecimiento ordenado de la ciudad, etc. No agravemos más el problema. Busquemos una salida.

COMPARTIR     Twittear Compartir