Editorial: Madre, gracias por dar tanto de ti

Editorial: Madre, gracias por dar tanto de ti

En adelante los días previos al Día de la Madre serán recordados con gran alegría y admiración por los familiares y quienes tuvieron el privilegio de conocer a Esperanza. La llamaremos así porque lo que esta madre de 30 años hizo antes de morir, fue empezar a devolver la esperanza a un país cada vez más agobiado por el egoísmo y el odio.

Hasta hace poco, Esperanza compartía con 33 millones de peruanos, los efectos del alza de precios, la odisea de buscar la salud en uno de los países con los peores sistemas sanitarios, y, por supuesto, la desazón de ver cada día en las noticias una nueva sorpresa ingrata de nuestras autoridades de turno, negándose a representarnos, gobernando para sí mismos, para sus intereses, para cuidar sus cargos… de espaldas al bien de los demás.

Y, aunque muchos “servidores” mienten, “florean” , defraudan con su doble discurso, pisotean las esperanzas de los más necesitados y hasta ridiculizan a quienes les piden cuentas, Esperanza no siguió la corriente. Navegó en la otra dirección, junto a la orilla de esa reserva moral que todo un país busca con ansias: “Joven mamá cumple su deseo antes de morir y salva la vida de cinco pacientes tras donar sus órganos”, tituló en homenaje a ella un diario que recogió su historia.

Si, como dicen los católicos, hay más alegría en dar que en recibir, antes de morir por un aneurisma, Esperanza no renegó ni odió a su suerte, por el contrario eligió un adiós que deja huella. A pocas horas de celebrar su Día, se fue salvando las vidas de dos pacientes renales en Chiclayo (beneficiados con sus riñones), la de un limeño que ahora porta su hígado y las de dos piuranos que volvieron a ver con sus córenas.

Mientras muchos siembran división y caos, Esperanza, paciente del hospital Víctor Lazarte Echegaray de Trujillo, unió, contagió generosidad a sus familiares que dieron aviso oportuno a las autoridades del establecimiento. Su espíritu de entrega, que pocas veces es noticia, contagió al personal de Procura de Essalud que activó el operativo para la ablación y traslado de órganos y tejidos por vía aérea a hospitales de Lima, Chiclayo y Piura, donde cinco pacientes compatibles aguardaban en lista de espera.

Feliz Día de la Madre, el ser al que nunca le podremos pagar por todo lo que da.


Síguenos en nuestras redes sociales:


COMPARTIR     Twittear Compartir