Improvisación en compra de urea

Improvisación en compra de urea

Como era de esperarse, el anuncio de que se les entregaría fertilizantes a tiempo para iniciar la campaña agrícola que va de agosto de 2022 hasta julio de 2023, se va convirtiendo para los agricultores en una más de las irresponsables promesas vacías de este Gobierno, debido a su insistencia en copar con funcionarios improvisados un sector clave para enfrentar las amenazas a la seguridad alimentaria del país, como el Midagri.

Esta semana, Contraloría ha puesto al descubierto cómo a través de una convocatoria internacional sin las condiciones necesarias para asegurar una compra oportuna, Agro Rural pretendió adquirir 73.529 toneladas de urea por más de S/300 millones.

A escasas semanas del inicio de la campaña, el Gobierno no reacciona. Se trata de una de varias adquisiciones que son claves para el país porque corre el riesgo de sufrir las consecuencias de una grave crisis alimentaria, sobre todo el próximo año; sin embargo, seguimos sin fecha clara para la compra del primer lote.

Mientras corre el tiempo estas preguntas se tornan cada vez más difíciles de responder: comprobada la ineficiencia de Agro Rural, ¿los agricultores accederán a fertilizantes gratuitos en los siguientes dos meses en que empieza la campaña? ¿Al final se verán obligados (los que puedan) a comprarlo a última hora, a arriesgarse a sembrar sus productos sin urea?

¿Por qué insiste el Gobierno en hacer mal lo que el sector privado hace mucho mejor? ¿Llegará el día en que el señor Castillo entienda la gravedad de lo que está haciendo y se decidirá por fin a optar por caminos más viables y seguros, como apelar a las gestiones de gobierno a gobierno y a las compras que el sector privado hace con mucha eficiencia?

Mientras tanto, más de 33 millones de peruanos enfrentamos el desafío de ejercer nuestros deberes y derechos de vigilancia ciudadana y fiscalización del aparato estatal, pero también el derecho constitucional a la protesta para presionar al gobernante de turno para que deje de jugar con la seguridad alimentaria de todos. Y es que retrasar o trabar más la compra de fertilizantes solo agravará la crisis económica, pues haría subir el precio de los alimentos, que ya han subido bastante.


Síguenos en nuestras redes sociales:


 

COMPARTIR     Twittear Compartir