Editorial: Gobierno sin respuesta a crisis de fertilizantes

Editorial: Gobierno sin respuesta a crisis de fertilizantes

Mientras el Gobierno intenta maquillar su desastroso manejo de la crisis sorteando los últimos escándalos, la dramática realidad que enfrenta el agro continúa emergiendo sin posibilidades de ser ocultada con algún discurso populista de Castillo o sus ministros. Conveagro acaba de encender las alarmas sobre la escasez de fertilizantes en el mundo ante la cual este régimen, oh novedad, ha reaccionado tarde.

La compra de estos insumos indispensables para la producción de papa, arroz, maíz para los pollos, etc., no demorará solo quince días como ha estimado el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), sino entre tres y cinco meses, debido a la severa escasez que experimenta el mercado mundial.

Que el presidente vuelva a usar sombrero, o que recurra a su libreto de culpar a los “mopolios y a la prensa desestabilizadora”, no darán solución -con la urgencia que el caso amerita- a la carencia de estos insumos. Las cifras no mienten. Según Conveagro, hasta el primer trimestre del año, el Perú solo ha podido acceder al 15% de sus importaciones regulares de fertilizantes. Es incierto de dónde saldrá el otro 85%.

Podría interpelarse al profesor Óscar Zea para que responda por qué el Midagri se demoró tanto en reaccionar ante un problema que tiene efecto directo en la tarea de garantizar la seguridad alimentaria del país. Este clamor del agro no es de ahora, desde el año pasado los agricultores lo advertían. Pero no se hizo nada y, según el Instituto Peruano de Economía (IPE), en los primeros meses de este año la importación de urea cayó 84%.

Que alguien le diga al profesor Zea que sus equipos técnicos y asesores no le están ayudando, la importación de fertilizantes no tardará 15 días, no es como ir a comprar gaseosa a la bodega. Llevamos semanas viendo cómo se agrava el tráfico marítimo y el comercio mundial debido a escasez de puertos y personal. En este laberinto es cada vez más difícil conseguir una cuota de fertilizantes.

Prometer 100,000 toneladas de guano de isla es engañar, no es posible producirlas y si se lograra el aporte de nitrógeno de este producto es de solo 14% , a diferencia de la urea que es 46%. Somos un país dependiente de los fertilizantes sintéticos que en un 70% son importados de Rusia. La campaña agrícola no puede esperar 5 meses.

 


Síguenos en nuestras redes sociales:

COMPARTIR     Twittear Compartir