Editorial: Gobierno sabotea la reconstrucción

Editorial: Gobierno sabotea la reconstrucción

Sin importarle en lo mínimo la meritocracia y el bienestar de los ciudadanos, el Gobierno ha vuelto a reactivar su “plan pinchallantas” al desarrollo y a la reactivación económica, obstaculizando esta vez  las obras de reconstrucción de Piura y otras regiones afectadas por el Niño Costero de 2017.

Demostrando total indiferencia con la cuna de Grau, Castillo no solo acaba de excluirnos de la entrega de 24 millones para luchar contra la inseguridad; también ha despedido, sin aviso previo ni consideración alguna, a la directora de la Autoridad Nacional para la Reconstrucción, Amalia Moreno, una funcionaria de carrera que ha tenido un gran papel ejecutivo en el mecanismo de Gobierno a Gobierno, reemplazándola por un ex funcionario municipal, con un perfil administrativo y burocrático.

Con un cambio así, sin duda, el proceso de reconstrucción sufrirá una drástica desaceleración -no se sabe cuánto tardará el periodo de aprendizaje del nuevo jefe y su equipo- e incluso las obras podrían estancarse o perderse lo avanzado. No solo eso,  el otro gran riesgo es que de ahora en adelante la ARCC podría usarse con fines políticos para beneficiar a Perú Libre de cara a las Elecciones Regionales y Municipales.

Los logros de la ARCC, bajo la dirección de Moreno, son tangibles; en lo que va del año registra una ejecución de S/ 565 millones en el marco del G2G, con una mayor orientación de recursos en intervenciones para hospitales, colegios, manejo integral del río Piura y el drenaje pluvial de las principales ciudades de la región.

A nivel nacional, según Moreno, la institución generó 10 mil puestos de trabajo al mes con el convenio de Gobierno a Gobierno, además hay  6 mil 270 obras culminadas y dos mil obras en ejecución.

Para el decano del Colegio de Ingenieros, es de esperarse que los proyectos que más sufrirán retrasos serán el plan del Manejo Integral del río Piura que iba a ser entregado en junio, el drenaje pluvial, los hospitales estratégicos y los colegios actualmente en ejecución.

En cualquier país democrático, ante una medida tan desacertada y lesiva para miles de ciudadanos, las autoridades subnacionales ya deberían haber cerrado filas en defensa de sus ciudadanos. En Piura es diferente, el gobernador no hará nada, todo lo contrario, aplaude.

COMPARTIR     Twittear Compartir