Chávez, en deuda con el sector productivo

Chávez, en deuda con el sector productivo

El desastroso papel de la ministra Betssy Chavez, quien por fin fue censurada, debería hacer reflexionar a quienes asesoran al presidente Pedro Castillo,  ahora que busca reemplezante. Deberían advertirle sobre el grave daño que se puede causar al país, a la economía y a la generación de empleo cuando se prioriza lo político y se sacrifica lo técnico, en un sector clave para enfrentar la crisis económica.

No se puede designar a aprendices que se olviden de ser ministros, como lo hizo ella, dedicándose a hacer política en lugar de crear condiciones para reactivar el empleo. En momentos cruciales como los actuales en que se requiere fomentar mucho diálogo social para acercar a los casi 3 millones de trabajadores formales con sus empleadores, lo menos que se puede hacer es generar el enfrentamiento.

La ministra se encargó de hacer todo lo contrario. Según los especialistas, urge activar con mucha fuerza el Consejo Nacional del Trabajo y ella no lo hizo, se acercó solo a los trabajadores olvidándose del sector productivo que es el que da empleo. La única manera de promover la generación de puestos laborales es fortaleciendo las unidades productivas, pero a estas la ministra les dio la espalda. Prefirió el aplauso de los sindicatos.

El país clama a gritos que el Ministerio de Trabajo tengan respuestas claras, estrategias eficaces para generar empleo formal y reducir lo más que se pueda el trabajo informal que esclaviza a millones de trabajadores que laboran sin beneficios ni derechos.

Su deber era proteger a los trabajadores, por ejemplo los 5 mil, que junto con sus familia se quedaron sin agua por el conflicto social de Cuajone; o a los 9 mil trabajadores de Las Bambas a punto de perder sus puestos por la inoperancia del señor Aníbal Torres.

Otro frente que desatendió fue el de los jóvenes mayores de 16 años a más. Aquí se requiere estrategias para prepararlos a fin de que luego puedan ser incorporados a la actividad económica.

A estas tareas debió dedicarse la señora Chávez, en lugar de promover una nefasta ley de tercerización y un código laboral de espaldas al Consejo Nacional del Trabajo con regulaciones que podría fomentar la informalidad y volver más difícil la creación de nuevo empleo de calidad.


Temas: Betssy Chávez | Pedro Castillo | Aníbal Torres | MTPE | Censura | Congreso 

 

COMPARTIR     Twittear Compartir