Editorial: “Castillo no muestra voluntad de aprender”

Editorial: “Castillo no muestra voluntad de aprender”

Si bien los ciudadanos demócratas no podemos dispararnos a los pies sugiriendo la vacancia presidencial ni cualquier otra medida extrema que genere más inestabilidad de la que ya tenemos, es urgente que el país, desde todos los niveles, ciudadanos, familias, Congreso, gremios de trabajadores, clubes de madres, colegios profesionales, etc., presione al jefe de Estado, Pedro Castillo Terrones, para que se deje ayudar por un equipo técnico que lo haga superar su desconocimiento de la gestión pública y cómo debe encabezar el Gobierno.

Y es que en sus primeros 100 días en el cargo lo que más ha destacado es su falta de interés por aprender a ser un estadista: lo demuestran tres meses de discursos vacíos, contradictorios, desconocimiento de la gestión pública y, por supuesto, su populismo trasnochado.

Una de sus últimas muestras de desconocimiento es su última rendición de cuentas en Ayacucho, donde recurrió a la desfasada táctica de ofrecer la venta del avión presidencial, sin haberse enterado que se trata de una aeronave que no es de él ni de Palacio de Gobierno ni de la Casa Militar, sino de la Fuerza Aérea del Perú (FAP).

¿Se habrá enterado que ser presidente no lo faculta a vender los aviones de las FF. AA. o que esa nave fue usada para trasladar pacientes desde Iquitos y otras zonas en los momentos más críticos de la pandemia?

Si se siente un imperialista viajando en la cabina VIP del Boeing 737-528, simplemente se la puede sustituir por filas de asientos como en cualquier otro avión, una práctica muy habitual en las aeronaves de la FAP.

Lo que realmente bajará la pobreza, si es que es lo que busca, será conectar con la gente, con su realidad, donde se encontrará que “el pueblo”, al que dice representar, no quiere Asamblea Constituyente o nueva Constitución, bonos, ni funcionarios tenderos, corruptos o misóginos; quiere trabajo digno, carreteras sin bloqueos, precios justos de los alimentos, gas, combustibles y algo de coherencia de su presidente entre lo que prometió el 28 de julio y en su gira en México y Estados Unidos y lo que hace.

No puede seguir poniendo premieres que den la cara por él para desautorizarlos luego, mientras con ayuda de personajes bajo la sombra, genera enfrentamiento y caos para favorecer su supuesto plan dictatorial.

COMPARTIR     Twittear Compartir