Editorial: Ataque a petrolera, mal precedente

Editorial: Ataque a petrolera, mal precedente

El Estado está perdiendo el control del país. El orden que debe ser garantizado desde el Poder Ejecutivo no existe, la seguridad está despareciendo y el país se está tornando ingobernable, en donde cada quien hace lo que quiere.

Los hechos sucedidos en Talara contra la petrolera CNPC ponen de manifiesto que el vandalismo ha ganado terreno y no es posible controlar a las masas intolerantes.

El ejemplo de Tía María está cundiendo y lo peor es que la gente, en su intolerancia arrastra con los bienes del país y pone en riesgo el desarrollo. El discurso extremista está ganando terreno y desde el Estado no hay una respuesta fuerte y contundente.

Sin duda que, ante cualquier intento de control por parte de este gobierno, la gente lo hará retroceder dándole la razón a quienes gobiernan por medio del terror. Eso, no va a traer desarrollo. Los inversionistas, no van a un país inseguro, en donde el Ejecutivo un día dice una cosa y ante la presión de
un grupo retrocede.

El mensaje que se le está dando al mundo es que en el Perú cada quien hace lo que quiere, no se respetan las leyes y no hay seguridad para invertir.

Sin empresas que inviertan no hay empleo y sin empleo la gente se empobrece y lo que abunda es la inseguridad, la informalidad, los robos, asaltos y la pobreza.

Este es el momento de que el Gobierno empiece a trabajar con la gente para crear conciencia de que las inversiones son las que generan desarrollo. Que la ‘grita’ popular y el vandalismo no solucionan nada.

COMPARTIR     Twittear Compartir