Detienen a Julian Assange, cofundador de Wikileaks

Detienen a Julian Assange, cofundador de Wikileaks

La policía londinense detuvo a Julian Assange, cofundador de Wikileaks, después de que Ecuador le retirase el asilo diplomático.

Assange, se refugiaba desde junio de 2012 en la Embajada ecuatoriana en Londres tras publicar miles de documentos secretos estadounidenses, por ello y por otras razones, tenía una petición de extradición del Gobierno de Estados Unidos.

El Departamento de Justicia de EE UU confirmó este  en un comunicado que la orden de extradición contra Assange es por un delito de “conspiración para infiltrarse” en sistemas del Gobierno con información clasificada por el cual podría ser condenado a hasta cinco años de cárcel.

Washington considera que el pirata informático, con la ayuda un analista de inteligencia para el Departamento de Defensa, publicó en 2010 más de 700.000 documentos clasificados, entre los que había archivos secretos de las guerras de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado.

Esto supuso un revés para la diplomacia estadounidense y alimentó un debate sobre el papel de Washington en el mundo. EE UU ya intentó en 2010 armar un caso de conspiración contra el hacker australiano por la difusión de estos documentos secretos con la ayuda de Manning en la sustracción de los archivos.

Assange ya ha sido declarado culpable esta tarde por el juez británico Michael Snow por violar las condiciones de la libertad condicional que el Reino Unido le concedió en 2012. Assange debía presentarse entonces ante la justicia británica para responder por los supuestos delitos sexuales de los que se le acusaba en Suecia, pero en lugar de asistir a esa vista, se refugió en la Embajada ecuatoriana y, tras dos meses, el entonces presidente ecuatoriano, Rafael Correa, le concedió asilo.

En mayo de 2017, Suecia decidió cerrar la causa por presunta violación contra el cofundador de Wikileaks. Pero el hacker se enfrenta ahora a una pena de hasta un año de cárcel por haber roto los términos de su libertad condicional en el Reino Unido, aunque la sentencia se realizará el próximo mes en la Corte de la Corona de Southwark, en Londres. El juez le ha citado para el 2 de mayo. Hasta la próxima audiencia, el australiano permanecerá bajo custodia policial.

 

Fuente: El País

COMPARTIR     Twittear Compartir