Publicidad

Susana Mosquera: "Militarizar la frontera con Chile es inevitable"

El intento de cerca de inmigrantes sin documentación, de cruzar desde Chile a Perú llevó al Gobiernoa decretar el estado de emergencia en zonas fronterizas.

Susana Mosquera: "Militarizar la frontera con Chile es inevitable"
Susana Mosquera: "Militarizar la frontera con Chile es inevitable".
Tiempo de lectura: 4 minuto(s) aprox.

La crisis migratoria ha tensado esta semana las relaciones diplomáticas entre Chile y Perú. El intento de cerca de 200 inmigrantes sin documentación, la mayoría venezolanos, de cruzar desde la norteña ciudad chilena de Arica a la peruana de Tacna llevó al Gobierno de Dina Boluarte a decretar el estado de emergencia en zonas fronterizas.

El Tiempo conversó con la abogada y decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Piura (UDEP), Susana Mosquera.

–¿Quiénes son los migrantes que se encuentran en la frontera?

Se trata de un grupo de ciudadanos, no conocemos la nacionalidad de todos; son sobre todo venezolanos, haitianos y colombianos que en su momento llegaron al territorio chileno pasando la frontera de Colombia, Perú y Ecuador, y que probablemente ahora están saliendo del territorio chileno de forma voluntaria. No se trata de personas expulsadas. Chile tiene un procedimiento de expulsión, pero los que están ahora en la frontera son personas que, conociendo la nueva regulación migratoria chilena, mucho más exigente, han decidido volver a su país de origen o a algunos de los países de tránsito.

PUEDES LEER ► Piura: El 70 % de la población está afectada por alza de precios

–¿De qué trata esta resolución de expulsión chilena?

La resolución de expulsión es la consecuencia de un proceso administrativo que fiscaliza la situación irregular migratoria de una persona después de verificar que efectivamente está en una situación irregular y no se le permite la regularización debido a que no cumple las condiciones causales que marcan la norma interna.

Esta es una ley dentro de la soberanía del Estado; estas personas, aparentemente, no cumplen con esto, y por ello no pueden permanecer legalmente en el territorio. Las autoridades chilenas, cuando han terminado el proceso de fiscalización, la sanción que tienen es que se les deporta del territorio.Chile tiene un mecanismo de expulsión activado. Hablamos de una expulsión cuando una persona es invitada a retirarse del país.

–¿La actitud que ha tenido Chile frente a esta crisis es la correcta?

Es totalmente correcto, igual que ahora Perú establezca el ingreso con un visado, un pasaporte legal y con apostillado de documentos (antecedentes penales). El permitir el ingreso de personas con documentos vencidos, sin garantía de antecedentes penales, ocasionó un alto nivel de delincuencia y quien permitió este tipo de ingreso fue la política peruana del 2017. Se tuvo la intención de acoger al colectivo ante el régimen opresor del presidente Maduro; sin embargo, esta situación luego ha sido incontrolable, porque con el tiempo no fueron cientos, fueron miles y ahora es casi la cifra de dos millones de ciudadanos sin documentación vigente.

– ¿Qué medidas ha tomado el Gobierno peruano con los migrantes en condición irregular?

Se ha empezado a pedir la regularización e iniciar los procesos; además, se han amnistiado las multas de los trámites migratorios, por lo tanto estos ciudadanos que en algún momento ingresaron legalmente pueden regularizar su situación. Esta nueva norma deja de lado a los que se encuentran fuera de la frontera peruana, al no cumplir con las condiciones.

PUEDES LEER ► Piura: piden volver a la mascarilla por riesgo de enfermedades

–¿Qué otras acciones se pueden efectuar para ayudar a frenar la crisis?

Es necesaria la colaboración de todas las autoridades, así como albergues, asociaciones de ayuda humanitaria, las ONG y, fundamentalmente, la colaboración de la ciudadanía, porque es imposible que a todos estos puntos llegue el Estado, son ciudadanos que se encuentran en condiciones dramáticas.

–¿Es necesaria la militarización en la frontera?

La militarización es inevitable cuando pensamos en las fronteras, la frontera con Chile tiene unos 170 kilómetros, pero no hay puestos fronterizos, existen muchos puntos que permiten el tránsito de personas, normalmente no se utilizan y no hace falta que esten vigilados; sin embargo, en este caso sí es necesario darle seguridad: como no se instala en ese momento barras de control, se pide la ayuda de las Fuerzas Armadas. Esto no significa empezar un conflicto armado y disparar a los migrantes o a los carabineros chilenos.

–El congresista Montoya emitió comentarios acerca de disparar a migrantes si es necesario. ¿Qué opinión tiene al respecto?

Me parecen impropias de un representante político que conoce que muchos ciudadanos peruanos también son migrantes en el extranjero. No nos gustaría que esta fuera una respuesta bilateral. No nos gustaría que a un ciudadano peruano que esté [viviendo de manera] irregular en Estados Unidos, las autoridades utilizaran contra él las armas de fuego. Detrás de esta crisis hay seres humanos.

– ¿Se ha entrado en conversaciones diplomáticas con Venezuela?

Las conversaciones diplomáticas deben ser discretas, esto lo tienen que entrar a resolver las autoridades que representan a los Estados de los países afectados, no nos deben estar transmitiendo en vivo y en directo. Creemos que el resultado final debe ser eficaz para salvaguardar la vida, la integridad física, las condiciones de esas personas que están en esa franja, pues son un colectivo humano vulnerable.

–¿Se puede llegar a romper relaciones con Chile?

Debemos ser respetuosos de la soberanía de otros Estados, porque si nos creamos enemigos, el perjudicados sería este grupo humano. Los seres humanos nunca deben ser considerados armas de ataque. No hay que pensar en la rencilla política, sino en la solución de este problema.

Síguenos:

Más en Local