Banner UPAO

Seis años después, Piura sigue más vulnerable y nadie rinde cuentas

Hoy, seis años después del desborde del río Piura, el riesgo para la población aumentó en lugar de disminuir.

Seis años después, Piura sigue más vulnerable y nadie rinde cuentas
Composición propia.
Tiempo de lectura: 3 minuto(s) aprox.

Un 27 de marzo como hoy, hace seis años, se desbordó el río Piura a consecuencia del fenómeno de El Niño Costero, dejando miles de damnificados y una ciudad destruida.

PUEDES LEER ► Confirman que la región vivirá un Niño Costero y que debe prepararse para un FEN global

Transcurridos todos estos años, la amenaza de un nuevo desborde no ha desaparecido y el fantasma ya asomó con el desborde en el distrito de Tambogrande.

Ahora, dirigentes de organizaciones civiles y religiosas, denuncian que la ciudad está más vulnerable y, hay responsabilidad compartida por la situación de abandono en que se encuentra las obras de prevención. Además, nadie rinde cuentas de lo que se ha hecho para reconstruir Piura.

“La ciudad está más vulnerable que antes. Si nos damos cuenta, en el año 2017 el río se desbordó con 4.500 metros cúbicos. Ahora, con 1.900 metros cúbicos, ya hay una amenaza de un nuevo desborde, es decir, la vulnerabilidad ha crecido en estos seis años”, expresó el coordinador del colectivo Social “Inundación Nunca Más”, Fidel Torres.

En su opinión , las instituciones que se crearon para reconstruir a Piura no han cumplido con la tarea encomendada y ahora es momento de pedir una rendición de cuentas.

“Se creó la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) para que hayan cambios, pero no hubo nada. Como funcionarios han tenido la tarea de brindar un servicio a la población y no han cumplido. Tampoco ha cumplido la Contraloría para ejercer el control de todo esto. Son más de siete mil millones de soles que se han gastado y hasta ahora nadie rinde cuentas de qué se hizo con ese dinero”, añadió.

PUEDES LEER ► Piura: reportan más de 4 mil casos de dengue en la región

Responsables

Fidel Torres agrega que hay más responsables de esta situación como la Defensoría del Pueblo y la propia población.

“La ARCC no cumplió, la Contraloría tampoco hizo lo suyo. Ahora, la Defensoría del Pueblo tampoco ha hecho su trabajo porque aquí hay vidas de por medio, hay gente que ha perdido todo. Ahora, también hay responsabilidad es compartida pues la población en seis años no ha sabido organizarse y exigir que se ejecuten las obras de prevención en la ciudad”, agregó.

La directora de Vigilia Ciudadana, Mela Salazar, sostuvo que en todo este tiempo hemos estado desprotegidos y ahora necesitamos actuar de forma rápida ante la emergencia.

“En todo este tiempo nos hemos sentido desprotegidos por nuestras propias autoridades regionales y locales, quienes se encontraban enfrascados en cómo sacar el mayor provecho en cada obra como si fuera un botín para sus propios intereses y de ciertos contratistas. Siete mil millones destinados para nuestra Reconstrucción se fueron y casi 2 mil millones corrieron como agua por las alcantarillas, detalló.

Para el párroco Miguel Medina, hasta el momento se sigue engañando a Piura y se perdió la confianza en la autoridades.

“Yo creo que las condiciones son diferentes que hace seis años, pero en este tiempo sí se ha vulnerado la condición humana, la confianza en las autoridades. Se ha vulnerado la esperanza de luchar y nos hemos abandonado. Llegar a ese punto es peligroso porque la corrupción avanza y seguimos callados. Se ha vulnerado la dignidad de las personas y su derecho a indignarse”, declaró.

Afirmó que más allá de las responsabilidades del Estado en no avanzar las obras para proteger a la población, los piuranos somos también responsables por permitir que nos sigan engañando. “Hay que aprovechar que las autoridades son nuevas para que hagan algo por la región”, dijo.

Síguenos:

Más en Local