lunes 27 marzo 2023
29° C

Editorial: la prevención debe dejar de ser una utopía

Editorial: la prevención debe dejar de ser una utopía
Por Vpalacios
18 enero 2020 | 09:28 am
Es preocupante que luego de la lluvia del pasado 27 de diciembre, los alcaldes, autoridades regionales, COER, ministerios involucrados y la propia población prácticamente se hayan desentendido de la proximidad de un nuevo periodo lluvioso y la necesidad de hacer labores preventivas. Con tanto ruido generado por más de veinte días de corte de agua debido a la imprevisión del proyecto Chira Piura, nos hemos olvidado del riesgo inminente de nuevas lluvias con posibles inundaciones en la ciudad capital de la región, como en los demás centros urbanos de la costa. Conviene hacer un alto y considerar que incluso antes de que se necesite volver a cortar el agua para las reparaciones postergadas del canal Daniel Escobar, podría sorprendernos una nueva lluvia, no solo como la de 11 milímetros del pasado mes, sino incluso con intensidades de hasta 20 milímetros. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) informó que se avecinan lluvias intensas en Piura tanto en la costa como en la sierra. De acuerdo al Enfen, se espera un incremento de la temperatura del mar frente a la costa norte y centro del Perú, lo que coincidiría con el desplazamiento de ondas oceánicas Kelvin hacia la costa entre enero y marzo de 2020. Lo último que nos dijo el Ejecutivo a través de su ministra vocera, enviada el día en que otra vez amanecimos con las principales vías inundadas, fue que no se trata de El Niño y que estamos ante lluvias de trasvase, como si esa fuera el gran anuncio que esperábamos. Lo que los ministros como sus funcionarios, que no viven en Piura no entienden es que los piuranos somos quienes padecemos cada año por la improvización, falta de planificación y drenaje pluvial; no es relevante si la lluvia es de El Niño, trasvase o de estación. Lo que queremos escuchar es que habrá suficientes motobombas y combustible para evacuar las cuencas ciegas, que las compuertas en el río funcionarán, que mientras se espera el sistema integral de drenaje y las defensas del río, autoridades y vecinos estamos organizados para reducir lo más que se pueda los efectos de lo que se viene cada año en estas fechas. En suma, que si llueve no nos llame la atención porque los hospitales, carreteras, pistas, drenajes, hospitales, colegios, servicios básicos, los planes de contingencia sí funcionan. ¿Algún día dejará de ser esto una utopía?
Síguenos:

Más en Opinión