Descartan cierre de fiscalías en la región

Descartan cierre de fiscalías en la región

A pesar del rumor de cierre de oficinas contra el crimen organizado, fiscal decano asegura que solo habrá una “reconversión” de dos despachos.

Ante el rumor de que se desactivaría la Fiscalía Especializada Contra el Crimen Organizado (Fecor) y los fiscales se irían para la provincia constitucional de El Callao, el presidente de la Junta de Fiscales de Piura, Guillermo Castañeda Otsu, aclaró que no se va a desactivar, si no que se hará una reconversión de dos de los despachos los cuales pasarán a investigar delitos comunes en Piura.

–¿Desde cuando se dispuso la desactivación de los despachos de la Fecor?
–Cuando yo fui electo en el año 2016 y me fui a un congreso de fiscales, tomé conocimiento de que el fiscal coordinador Jorge Chávez Cotrina estaba solicitando que de los cuatro despachos de crimen organizado, dos se fueran para El Callao. Le pregunté al señor fiscal de la Nación y él me confirmó esa noticia de que había ese pedido y, estaban evaluando la posibilidad de que se haga eso. No estuve de acuerdo con eso porque nos querían quitar dos fiscales cuando en Piura exigimos que vengan más.

–¿Qué argumento le dieron para la desactivación?
–La argumentación era de que eran muchos despachos y fiscales y que la carga procesal era baja. Ese fue el argumento. Entonces yo le dije doctor Sánchez: “Si fuera cierto de que hay una carga procesal baja, hagamos una cosa: o convierte dos despachos y la pasamos a las fiscalías comunes, o usted emite una disposición o resolución donde transitoriamente, por un año o por dos, esos fiscales despachan penal común; y si la carga amerita, regresan a la fiscalía de crimen organizado”. Pero sí le dije: “Doctor, yo no estoy de acuerdo, no acepto y es más; ya tengo información de las autoridades y ellas no están de acuerdo en que se lleven fiscales y despachos al Callao”.

–¿Cuál fue la respuesta?
–Entonces, el fiscal de la nación me escuchó y al final me dijo: “Ya, doctor, vamos a analizar”. Luego me informó que quedaba sin efecto.

–¿Con cuántos despachos se quedarán?
–Aquí hay una Fiscalía de crimen organizado que tiene cuatro despachos; cada despacho tiene un fiscal provincial y dos adjuntos, por tanto, la Fecor tiene cuatro fiscales provinciales y ocho adjuntos. Luego de esto quedarían dos despachos y a cada fiscal se le asignará un adjunto más y sí podrán trabajar. No se va a desactivar la Fecor; solo habrá reconversión de dos despachos y los fiscales ya no irán a El Callao, se quedarán en Piura.

–¿Quién hará la reconversión de los despachos?
– Yo no tengo la facultad. Eso quiero que quede claro, porque el presidente no tiene la facultad de hacer la conversión. El único que tiene la facultad es la Fiscalía de la Nación que lo somete a un acuerdo de la Junta de Fiscales Supremos y luego pasa a evaluación.

-¿Con esto se bajará la lucha contra el crimen organizado?
– De ninguna manera. Siempre los fiscales que van a quedar van a hacer esa labor que hacíamos los demás, y los dos que quedan van a ser reforzados con un fiscal adjunto más y con personal administrativo, y el día que requieran fiscales comunes se los vamos a dar.

-¿Porqué no quitan fiscales en las regiones donde hay menos carga procesal ?
– Ancash no pasa del millón y medio de habitantes y tiene dos distritos fiscales: Áncash y El Santa. Entre esos dos distritos tienen 471 fiscales. Nosotros somos Piura con 2 millones de habitantes, y somos dos distritos: Piura y Sullana; en Piura tenemos 235 fiscales, o sea no tenemos ni la mitad que tiene Áncash, y nosotros tenemos mayor cantidad y gravedad de delitos. A nosotros nos falta fiscales. Nos han ofrecido enviar entre 25 a 30 fiscales más los 10 que ya me han dado. Esperemos que no pase más de un mes.

–¿Qué mensaje le da a la población?
–Que la Fiscalía va a trabajar tal y como lo está haciendo; nuestros esfuerzos van a seguir siempre dirigidos a luchar contra la corrupción y la delincuencia. No solamente se lucha contra el crimen organizado, sino contra la corrupción, tráfico de drogas, trata de personas, violadores, etc.

 

Por: Iván Valle Chapilliquén

COMPARTIR     Twittear Compartir