Desalojo notarial de los inquilinos morosos moverá la construcción

Desalojo notarial de los inquilinos morosos moverá la construcción

Los propietarios de bienes inmuebles que los tengan alquilados y sus inquilinos no paguen tienen ahora una herramienta para desalojarlos en pocos días. El pasado miércoles se publicó la ley del denominado desalojo notarial.

Esta norma ayudaría a mover la industria de la construcción porque más gente se animará a comprar bienes raíces para alquilarlos. Según el economista Williar Hidalgo, va a animar a muchas personas que tienen algún dinero a invertir en un bien que genere renta y como consecuencia la industria de la construcción se va a dinamizar.

Hasta ahora, muchas personas no invertían en bienes inmuebles para alquilar, debido a que sacar a un inquilino moroso era muy complicado y, en algunos casos, el dueño terminaba perdiendo el bien. Ahora el arrendatario puede acudir a un notario que se encuentre dentro de la provincia en la que se ubica el inmueble y presentar documentos que acrediten la deuda y el incumplimiento del contrato.

El objetivo de esta ley es reducir los plazos de desalojo de un inquilino, cuando este no paga la renta por al menos dos meses o no respeta el vencimiento del contrato de arrendamiento. Al firmarse el contrato bajo los estándares de esta ley, el propietario del inmueble podrá evitar largos litigios en el Poder Judicial, con solo demostrar ante un notario el incumplimiento en que ha incurrido el inquilino.

Para el profesor de Derecho de la Universidad Mayor de San Marcos, Fort Ninamancco Córdova, recogida por el diario Gestión, la ley presenta inconsistencias que podrían ser aprovechadas por el inquilino moroso, quien podría oponerse al desalojo, aduciendo que el contrato venció pero ambas partes hicieron un acuerdo verbal para extenderlo o que le pagó en efectivo al propietario del inmueble: entonces este trámite dejaría de ser no contencioso y podría llevarse el caso ante un juez, puesto que un notario no está facultado para resuelve conflictos.

El contrato

El espíritu de la ley es disminuir la carga procesal de los juzgados, proteger a los inquilinos y fomentar el arrendamiento de bienes inmuebles.

Los abogados señalan que es necesario, para aplicar esta ley, tener un contrato bien hecho, en el cual se especifique la forma de pago de los alquileres, la misma que puede ser en una cuenta bancaria, o en efectivo pero con la entrega de un recibo que servirá tanto al propietario como al inquilino para probar el incumplimiento del pago.

Al emitir un recibo el propietario se ve en la necesidad de pagar los impuestos respectivos, con lo cual el Estado incrementa la recaudación y la formalización de este amplio sector económico.

El notario

Los notarios que pueden realizar esta función son los que prestan servicios en el lugar donde se encuentra el inmueble. Ellos, a solicitud del propietario verificarán que el inquilino no está cumpliendo el contrato y podrán solicitar al juez el desalojo.

Datos

* Luego de terminado el proceso de desalojo, el propietario podrá solicitar al juez que el inquilino pague lo que debe más el costo del proceso del desalojo.

* La Policía Nacional, bajo responsabilidad, debe prestar asistencia y garantía al proceso de desalojo, dos días después de recibida la solicitud del juez de paz letrado.

* El juez puede emitir también una orden de descerraje en caso de resistencia.

COMPARTIR     Twittear Compartir