Corrupción y falta de eficiencia en el gasto paralizan millonarias obras en las carreteras

Corrupción y falta de eficiencia en el gasto paralizan millonarias obras en las carreteras

La ineficiencia del Ministerio de Transportes, Gobierno Regional y municipios han dejado un listado enorme de carreteras y vías paralizadas en la región.

En primer lugar, figura la carretera de 71 km de Canchaque-Huancabamba valorizada en S/583 millones, de los cuales ya se pagaron más de S/300 millones, a pesar de que la obra quedó estancada al 30%.

Según el alcalde de Canchaque, Aldo Álvarez, tomará más de un año terminar el expediente de saldo de obra, por lo que solo queda hacer el mantenimiento.

“Meterán maquinaria para sacar los derrumbes y evitar la paralización del tránsito. Solo será una limpieza a cargo de Provías”, declaró el alcalde.

Agregó que las autoridades de la provincia de Huancabamba pedirán la declaratoria de emergencia para que se envíe más maquinaria y no permitir el aislamiento de la zona.

La obra está a cargo del Ministerio de Transportes, con un aporte menor de la Autoridad para la Reconstrucción (ARCC).

Islilla

Otra obra problema es Paita-La Islilla. En junio del 2021 se paralizó la obra al 63% y recién hace dos semanas se entregó el expediente de saldo de obra.

El proyecto está a cargo del Gobierno Regional por una partida original de S/33 millones. Se ofreció que en diciembre se culminaría el estudio, pero ha llegado marzo y aún no se emite la resolución de aprobación del expediente.

“Al gobernador le pedimos conversar con él para que se comprometa en que la carretera se va a terminar este año. Es una gran impotencia que una carretera que tanto anhelamos esté paralizada”, dijo el alcalde Juan Zapata.

Mientras esperan la reacción del gobernador, la población debe circular por una quebrada. “Se despedazan las llantas y la cisterna de la Municipalidad de Paita se va desarmando cuando pasa por la quebrada trayendo el agua”, agregó

Corrupción

En los casos anteriores, el MTC y el GORE Piura resolvieron contratos por problemas con las contratistas relacionados al expediente y falta de seguimiento.

A esto se debe sumar la corrupción. Esto habría sucedido con la carretera Serrán -Hualcas (Salitral) de 12 kilómetros y valorizada en más de S/6 millones.

En este caso, la Contraloría detectó un perjuicio económico de S/5 millones, con lo cual se tendría que volver a ejecutar.

La obra estuvo a cargo de la Municipalidad de Salitral. Ahora la alcaldesa Ysmenia Monja y su exgerente municipal, Alan Marcelo, están con detención preliminar por presunta colusión agravada en una obra de pavimentación de vías.

De otro lado, entre el Gobierno Regional (subregión Luciano Castillo) y la Municipalidad de Ayabaca tienen hasta 13 carreteras y vías paralizadas.

La más costosa es la vía departamental El Molino- Samanguilla- Espíndola por S/67 millones.

Le sigue el camino vecinal Aypate-Huamba Real por S/44 millones y el camino vecinal Lagunas-Lucumal-Cruz Huacas-Nuevo Progreso-Tapul por S/29 millones.

 

Redacción El Tiempo
COMPARTIR     Twittear Compartir