Corrupción: de las regiones a todo el país

Corrupción: de las regiones a todo el país

En estos meses se inicia el proceso al exgobernador de Iquitos, Yván Vásquez, quien está acusado de peculado en las obras de agua y alcantarillado de esa zona.

Iquitos, es una ciudad con pésimo saneamiento y cuando tuvo la oportunidad de ejecutarse obras para mejorar el alcantarillado ocurrieron una serie de malos manejos que terminaron con un juicio al gobernador.

Esta situación no es la única en el país. Cajamarca tiene al exgobernador, Gregorio Santos en la cárcel, Áncash a Waldo Ríos, Tumbes a Gerardo Viñas. El exgobernador de Iquitos, Jorge Velásquez de Ucayali fue condenado a cinco años de prisión. La lista es larga y podrían sumarse más reos.

La corrupción, la falta de transparencia que empezó a practicarse en los gobiernos regionales ha ido escalando posiciones y ahora está en el centro mismo del poder nacional.

Todos los cuestionamientos que se ven en los ministerios, se han visto en las diferentes dependencias de los gobiernos regionales.

La estrategia es la misma. Se empieza colocando a los amigos en los puestos claves. Luego, viene el direccionamiento de las obras y los contubernios con los constructores. El resultado, lo conocen quienes viven en las provincias, sobre todo en aquellas donde los medios de comunicación no llegan con facilidad.

En Piura, por ejemplo, esta gestión deja paralizada la construcción de cuatro centros de salud en las zonas más pobres: Ayabaca, Huarmaca, Huancabamba y Los Algarrobos. La construcción de estos centros se ha detenido por una serie de actos de corrupción que necesitan una investigación y sanción a los responsables.

Esta metodología de ir colocando gente con muy poca capacidad de gestión y sobre todo capaz de responder a las expectativas del jefe se ha practicado en distritos, provincias, regiones y ahora en el Ejecutivo.

Se trata de buscar el beneficio del grupo de poder y no de la población, y las pruebas las pueden ver todos: colegios sin construir o con deficiencias, centro de salud precarios, sistemas de saneamiento que no funcionan, etc.
En estas elecciones, la responsabilidad el ganador es acabar con ese lastre y mejorar la calidad de vida de sus electores.


Síguenos en nuestras redes sociales:


 

COMPARTIR     Twittear Compartir