Castilla. Por pistas rotas, no pagan arbitrios

Castilla. Por pistas rotas, no pagan arbitrios

Son numerosos los vecinos del distrito de Castilla que ya tomaron una decisión: no van a pagarán los arbitrios, mientras la comuna castellana no cumpla con su obligación de mejorar las vías, la seguridad ciudadana y el servicio de recojo de la basura.

Los moradores manifestaron que la municipalidad no revierte los tributos que pagan a obras y buenos servicios; asimismo, agregan que los trabajadores de la comuna castellana solo dedican a cobrar sus sueldos, pero no trabajan por el bienestar de los vecinos.

Ana Monteza, coordinadora de un grupo de vecinos urbanización Miraflores, manifestó que en conjunto con un grupo de vecinos de la Av. Luis Montero de Castilla no pagarán los arbitrios mientras la comuna castellana no rehabilite esta y otras vías que se en cuentran en pésimo estado.

“Los residentes de Miraflores, el año pasado, pagamos los tributos después de la inundación; sin embargo, este año no vamos a pagar mientras la comuna no revierta el dinero que pagamos con obras y servicios”, insistió.

Agregó que el servicio de limpieza es pésimo y en algunos sectores de la urbanización, como la zona cercana al Cuarto Puente, el carro recolector no pasa. “Los vecinos tienen que estar llamando para que se les brinde el servicio de recojo de la basura”, aseguró.

María Merino, moradora de la calle Ayacucho de Castilla, indicó que desde el año pasado rompieron la pista para reparar el alcantarillado, pero la calle sigue sin ser rehabilitada, pese a que el alcalde prometió mejorar la vía.

“Pedimos al alcalde de Castilla, Luis Ramírez, que antes de cobrar los arbitrios, mejore las calles porque están destruidas, como la cuadra 4 de la calle Ayacucho”, mencionó.

Datos

* Los vecinos indican que varias calles del distrito de Castilla están destruidas, como las avenidas Luis Montero, Irazola, Independencia y Ayacucho.

* La inseguridad es otro problema que tienen los vecinos de Castilla, indican que a diario sufren robos al paso, y que el serenazgo no reacciona.

COMPARTIR     Twittear Compartir