Canasta básica se encarecerá más mientras el ruido político no acabe

Canasta básica se encarecerá más mientras el ruido político no acabe

Puede que a finales de mes ya podamos tener el pronunciamiento definitivo del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) sobre quién será el nuevo gobernante del país. ¿Acabará ello con la incertidumbre? No, pues quedará pendiente escuchar los mensajes que dé el electo mandatario antes de sentarse en el sillón presidencial y, luego, tendremos que ver su actuar, si cumple con su palabra o si se aleja de lo prometido. Mientras tanto, el país seguirá en zozobra y la economía, desplomándose.

“Hay una incertidumbre de carácter legal, que la aclarará el JNE en quizá un par de semanas. Luego está la incertidumbre colectiva, que durará unos meses más hasta que asuma el poder quien gane. Si gana Castillo, ¿qué va a hacer?, ¿qué plan va a ejecutar?, ¿Quiénes serán sus ministros? Pero la incertidumbre más dura es cuando ya se llegue al gobierno porque hay acuerdos y pactos firmados, pero después del 28 de julio recién sabremos qué tipo de ejercicio del poder van a aplicar”, enfatizó el especialista en gobernabilidad de ESAN, José Ventura.

Sin embargo, criticó que ninguno de los candidatos inspira la suficiente confianza y credibilidad, por lo que no queda claro si implementarán lo que han prometido, con lo cual el panorama se tiñe de oscuro, problema que se solucionará una vez que veamos acciones concretas del nuevo mandatario, cuando ejerza el poder.

Subida de precios

Para el economista Juan José Marthans, el desequilibrio económico y la abrupta subida del dólar (que se acerca a S/4,20) es la prueba de que el frente político causa daño al bolsillo de todos los peruanos. Si esa volatilidad continúa, el segmento más vulnerable del país sufrirá las más graves consecuencias.

“Ya está subiendo el precio de productos de primera necesidad en la canasta básica, como el pollo. Esta subida de precios también podría transmitirse a la gasolina y también a la empresa agrícola. Castillo tiene la obligación moral de salir a calmar a la opinión pública, de aclarar si va a seguir la propuesta de Cerrón o si seguirá el Plan Bicentenario. ¿Va a deslindar de Cerrón?”, cuestionó el experto.

Resaltó que es importante que el posible nuevo gobernante de Perú Libre, Pedro Castillo, entienda que una gran cantidad de peruanos no le apoyan, por lo cual tendrá que luchar para lograr consensos y ganarse su legitimidad. Es cierto -afirmó- que los peruanos coincidimos en algunas preocupaciones del candidato rojo, como el tema social, pero que el camino es uno solo: debe separarse del comunismo, pero también de los mercantilistas.

Por su parte, el especialista en finanzas, Arturo García, hizo hincapié en que el 35% de la canasta básica familiar son alimentos, y que un 21% están ligados al dólar, pues son importados, como el maíz y el trigo, y por otro lado, el combustible, con lo cual el alza del dólar impactará en ello y en sus productos derivados.

“Sobre las perspectivas económicas, va a depender de qué modelo se asuma, si Castillo optará por un modelo moderado o por el radical, si continúa con la línea moderada que propone su equipo técnico, que respetará las inversiones. Si es proclamado presidente, tendrá que dar un mensaje de calma al mercado y designar cuanto antes a su premier, ministro de Economía y directivos del BCR, para poder tener una idea de su ruta. No puede darse el lujo de ser ambiguo”, declaró.

García aseguró que, si se sigue un camino mesurado, podríamos aún seguir creciendo como lo proyectaba el BCR, es decir, un 10% para este 2021, a que el entorno internacional es favorable y nuestros metales se están cotizando bien.

Mientras que el economista de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), Carlos Adrianzén, ofreció algunas sugerencias para frenar un poco el desplome económico que -a su criterio- tendremos en los próximos meses: no tocar los ahorros previsionales en las AFP, respetar la autonomía del directorio del Banco Central de Reserva (BCR) por unos tres años más, y no trabas inversiones privadas.

“La variable que explica la reducción de la pobreza es la inversión privada, es decir, mientras más inversión, menos pobreza. Eso se ha comprobado en los últimos 25 años en el país. Por otro lado, Castillo y Cerrón van a necesitar asesores porque no están formados en materia económica, pero buenos asesores que les digan qué hacer y qué no, de lo contrario mandarán a los peruanos al tacho”, añadió.

Las fortalezas

El economista Jorge González Izquierdo se abstuvo de pronunciarse sobre quién podría ser el próximo mandatario, pero sí dijo que el Perú no solo llegará al 28 de julio con debilidades, sino también con fortalezas, las cuales deberán ser aprovechadas hábilmente por el próximo gobierno.

“Hay reservas internacionales netas de 77 mil millones de dólares (30% del PBI), de los cuales 60 mil millones es posesión de cambio del BCR; la situación fiscal no es desesperada y tenemos un guardadito importante que podría usarse; desde el extranjero nos empujan para crecer, con el aumento de precios de los metales que vendemos y la harina de pescado. El próximo gobierno tendrá que usar las fortalezas y destrabar grandes proyectos, va a tener que promover un shock de inversión privada”, aconsejó.

Respecto a las debilidades, el especialista dijo que llegaremos al 28 de julio con una recuperación y reactivación económicas muy débiles; hay un grave problema de desempleo -sobe todo el adecuadamente productivo-, pues cayó el ingreso per cápita del país.

“Según el INEI, la pobreza aumentó de 20% a 30% de 2019 a 2020; y la informalidad laboral, de 72% a 76%; la desigualdad en la distribución del ingreso empeoró, hemos retrocedido una década, según un estudio de la Universidad del Pacífico; y también incrementó la inseguridad ciudadana”, informó.

Por Andrea Flores Khalil

COMPARTIR     Twittear Compartir